Más de 2.000 médicos trabajan en zona más afectada por el terremoto en México

Más de 2.000 médicos trabajan en Oaxaca, el estado más afectado por el terremoto del pasado 7 de septiembre, para atender a los enfermos y evitar la propagación de enfermedades y epidemias, informó hoy la Secretaría de Salud.

"Ya suman poco más de 2.000 el número de trabajadores de la salud de diferentes instituciones que se han desplegado para atender a la población oaxaqueña afectada por el sismo, ya sea en unidades médicas móviles o fijas, en los 41 municipios que sufrieron el embate de este fenómeno natural", señaló el organismo en un boletín.

De esta manera, el personal médico presente en Oaxaca para atender a la población civil se amplió de 1.000 a 2.000 del jueves a la fecha.

Después del sismo, de 8,2 en la escala de Richter, llegaron médicos, paramédicos, enfermeras, odontólogos, psicólogos, brigadistas, promotores, epidemiólogos, expertos en protección contra riesgos sanitarios y en control de vectores, de distintas dependencias públicas.

"Trabajan todos los días coordinadamente para que la población reciba de manera oportuna la atención que requiere y que va desde infecciones hasta enfermedades crónicas no transmisibles", aseguró en un boletín.

Las cinco primeras causas de atención en Oaxaca, donde hay miles de damnificados a raíz de esta tragedia que ha dejado 98 muertos, son las infecciones respiratorias agudas, diabetes mellitus, hipertensión arterial, consulta a sanos y embarazos.

En la región operan 209 unidades médicas fijas y móviles, en tanto se mantienen las actividades de control larvario con la visita a más de 5.000 casas y la revisión de depósitos de agua, protegiendo a casi 61.000 personas, aseguró el ministerio.

El secretario de Salud, José Narro, reiteró durante una visita en la zona su apoyo y "entrega incondicional en estos momentos de crisis".

Narro también visitó el suroriental estado de Chiapas, donde no se han presentado brotes de enfermedades como consecuencia del sismo que afectó a 97 municipios de esta entidad, sobre todo a Tonalá, Villa Flores, Cintalapa, San Cristóbal y Jiquipilas.

Hasta el momento se han otorgado 3.843 consultas médicas y psicológicas y se ha beneficiado a casi 24.000 personas con las acciones de control de vectores.

El terremoto del pasado 7 de septiembre, el más potente desde 1932 en México, ha causado al menos 98 muertos; 78 de ellos en el estado de Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabaco. EFE

mqb/pas

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes