Más de 4 mil centroamericanos murieron en desastres entre 2000 y 2011

San Salvador ( EFE) Más de 4.800 personas perdieron la vida en diferentes desastres naturales que afectaron a la región centroamericana entre el 2000 y 2011, de los cuales el 80 % eran salvadoreños y guatemaltecos, informó hoy un investigador regional.

En Centroamérica "casi se ha tendido a duplicar en cada una de las décadas la cantidad de eventos que se llegan a convertir en desastres (...) de ahí que entre el año 2000 y 2011 la estimación que tenemos es de cerca de 4.800 perdidas humanas por eventos que se convierten en desastres", dijo Diego Fernández, investigador del Programa Estado de la Región.

"El 80 % de esas perdidas humanas (...) se dieron en Guatemala y El Salvador", destacó hoy en San Salvador, durante la presentación del estudio "Estadísticas de Centroamérica 2013" del Programa Estado de la Región, que ya fue presentado en otros países centroamericanos.

El informe detalla que entre 2000 y 2011 "un total de 4.856" personas murieron en Centroamérica como consecuencia de los desastres naturales.

Asimismo, indica que en esos once años la región registró "un total de 181 eventos naturales que se convirtieron en desastres".

"Se prevé que de no fortalecer la gestión del riesgo y la vulnerabilidad esta cantidad tenderá a crecer en el futuro, pues el istmo es señalado como el 'punto caliente' más vulnerable al cambio climático entre la regiones tropicales del mundo", añade el documento, que aborda diversas temáticas, entre ellas, la violencia de la región.

Según el informe, la tasa regional de homicidios en Centroamérica pasó de 22 por cada 100.000 habitantes en el año 2000 a 40 en 2011, mientras la población penitenciaria se incrementó un 85%.

Al menos 168.000 personas fueron asesinadas en Centroamérica entre 2000 y 2011, de las cuales el 87% fueron ejecutadas en el triángulo norte (Guatemala, Honduras y El Salvador).

"La violencia homicida en Centroamérica es un problema de salud pública porque tiene tasas superiores a diez", destacó Alberto Mora, coordinador de la investigación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a las tasas superiores de 10 muertes por cada 100.000 habitantes como una epidemia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes