Dos millones de dólares por muerte de recluso en NY

La municipalidad Nueva York llegó el viernes a un acuerdo por el que pagará 2,25 millones de dólares a la madre de un ex infante de marina estadounidense, indigente y enfermo mental que murió este año en medio de calor asfixiante en una cárcel de la ciudad.

Jerome Murdough, de 56 años, murió en una unidad de observación mental en la cárcel en Rikers Island. Funcionarios dicen que nadie fue a supervisar su estado por al menos cuatro horas. Fue hallado al pie de su cama, en medio de un charco de vómito y sangre, el 15 de febrero, con una temperatura corporal interna de 39,4 Celsius (103 Fahrenheit).

Su madre, Alma, presentó una demanda inicial de 25 millones de dólares contra la municipalidad por su muerte.

"Luego de una minuciosa revisión del reclamo y los hechos en este caso, mi oficina ha llegado a un arreglo con los herederos de Jerome Murdough", dijo el contralor de la ciudad, Scott Stringer. "Una madre perdió a su hijo, la ciudad perdió un ciudadano. Espero que este acuerdo traiga un poco de alivio para la familia del señor Murdough. La resolución acelerada de este caso es lo mejor para todas las partes".

"A nombre de la ciudad, lo siento por su pérdida", le dijo Stringer a Alma Murdough.

"Es algo muy terrible por lo que estoy pasando", dijo la mujer en tono quedo. "Siento no poder decir más".

La municipalidad no admitió culpa como parte del arreglo.

La Associated Press fue la primera en reportar sobre sospechas en la muerte de Murdough. Él murió una semana después de haber sido enviado a Rikers por un delito menor de entrada ilegal, tras no poder pagar la fianza de 2.500 dólares. Un funcionario que habló a condición de anonimato con la AP por no estar autorizado a discutir el caso dijo entonces que Murdough "básicamente murió asado".

Murdough padecía de trastorno bipolar y esquizofrenia, de acuerdo con su familia, y tenía un tratamiento con drogas sicotrópicas que expertos dicen hacen a la persona más sensible al calor.

El forense dijo que la muerte fue causada por hipertermia debido al calor reinante en su celda. Su medicamente también fue un factor. La muerte fue declarada accidental.

La muerte de Murdough y la de otro prisionero enfermo mental que murió tras mutilarse sexualmente luego de estar encerrado a solas durante siete días en una celda en Rikersprovocaron llamados a una reforma carcelaria, y audiencias en el concejo municipal sobre las condiciones violentas en el complejo y el tratamiento de prisioneros con problemas mentales.

"Necesitamos una reforma fundamental y real en Rikers", dijo Stringer.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7