Con mira puesta en 2012, se elige gobernador del Estado de México

ECATEPEC, México (AP). Millones de electores acuden el domingo a las urnas para elegir tres nuevos gobernadores, incluido el del Estado de México, el más poblado y considerado por algunos como uno de los termómetros con vistas a los comicios presidenciales de 2012 y para los que se apunta como favorito el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los electores eligen gobernador en los estados norteño de Coahuila y occidental de Nayarit, aunque la atención se mantiene en el Estado de México, vecino a la capital del país y donde el candidato del PRI, Eruviel Avila, llega con una ventaja de hasta 30 puntos de diferencia sobre sus oponentes.

En el estado central de Hidalgo, votantes acuden a renovar sólo alcaldes.

Aunque perdió la presidencia de México en 2000, el PRI aún mantiene gobiernos históricos en algunos lugares del país, como el Estado de México, donde no ha perdido el gobierno estatal desde hace 82 años.

El Estado de México no sólo es el más poblado, con unos 15,1 millones de habitantes, sino también el lugar que más electores ofrece con un padrón de unos 10,5 millones.

Detrás de Avila se encuentra el candidato del partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Encinas, y en tercer lugar Luis Felipe Bravo Mena, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Más allá de la jornada electoral del domingo, la atención ha estado puesta en el Estado de México debido a que su actual gobernador, Enrique Peña Nieto, es considerado el favorito para ser el próximo candidato presidencial del PRI y se mantiene a la cabeza de las preferencias a un año de los comicios.

El PRI perdió por primera vez la presidencia en siete décadas en el año 2000, cuando fue enviado al segundo lugar de la votación por el PAN, que se convirtió en el primer partido de oposición en llegar al poder en México.

Seis años después de su histórica derrota, en 2006, el PRI fue relegado a la tercera posición cuando el PAN repitió su victoria en la presidencia, aunque la disputa se dio con la izquierda representada por el PRD.

Para 2012 las apuestas están nuevamente del lado del PRI, ya que según algunos analistas el PAN no ha logrado cambios fundamentales en México tras más de una década de gobierno y a la izquierda no se la ve como una opción con posibilidades reales debido a fracturas y disputas internas en el PRD.

La oposición ha acusado al PRI de incurrir en irregularidades en la campaña del Estado de México, como exceder los gastos e iniciar anticipadamente su promoción electoral. La autoridad electoral sólo ha resuelto la última queja y aunque multó a Avila, consideró que no era una falta grave y no afectaba su candidatura.

Encuestas previas también daban el triunfo al PRI en Coahuila y Nayarit. En Hidalgo, se esperaba que ganara igualmente un importante número de las 84 alcaldías que se disputan.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes