Al menos un muerto en atentado en hotel de Beirut que reivindica grupo suní

Las llamadas Brigadas de los Suníes Libres en Balbek reivindicaron el atentado suicida perpetrado hoy en un hotel de Beirut, que ha causado al menos un muerto y once heridos, según la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN).

El grupo extremista señaló en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter que "uno de sus combatientes perpetró el ataque contra cruzados que le intentaron detener" y que "otros yihadistas están seguros lejos de la zona".

"No vamos a tener piedad contra (el grupo chií libanés) Hizbulá, el Ejército cruzado y los que atacan a muyahidines (combatientes)", afirmó este grupo, que anunció el 17 de marzo su adhesión al radical Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL).

Según la ANN, dos supuestos terroristas hicieron estallar cargas explosivas en el momento en el que los agentes de Policía entraron para detenerlos en la habitación en la que se encontraban en el hotel Duroy, junto al paseo marítimo en el oeste de la capital libanesa.

Uno de los suicidas murió y el otro, que quedó gravemente herido por las quemaduras sufridas, fue arrestado por los agentes.

Un responsable de la Cruz Roja Libanesa, Georges Ketaneh, dijo a la agencia que un total de once personas resultaron heridas, entre ellas siete civiles y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, que fueron trasladados al hospital de la Universidad de Beirut.

Las televisiones locales mostraron imágenes de una densa humareda negra elevándose de algunas plantas del hotel, así como de llamas saliendo de una habitación del cuarto piso.

Las fuerzas del orden han cercado los alrededores del edificio, adonde han acudido vehículos de bomberos y ambulancias.

La Embajada de Arabia Saudí en el Líbano señaló en un comunicado que está intentando verificar con las autoridades libanesas que el suicida fallecido era saudí, como han indicado algunos medios, o si portaba documentación falsa.

El pasado lunes hubo un atentado suicida cerca de un puesto del Ejército libanés en el sur de Beirut, feudo de Hizbulá, lo que causó un muerto y veinte heridos.

Tres días antes de aquella acción, un atentado frustrado contra el jefe de la Seguridad Nacional libanesa, general Abás Ibrahim, causó un muerto y 33 heridos en el este del Líbano.

Desde el estallido del conflicto en la vecina Siria, en marzo de 2011, han aumentado los atentados, secuestros, enfrentamientos armados y otros actos violentos en el Líbano, país dividido entre los partidarios y detractores del presidente sirio, Bachar al Asad.

Los grupos yihadistas en el Líbano han reivindicado anteriores ataques, en especial los dirigidos contra las áreas dominadas por Hizbulá como castigo a su participación en la guerra siria en apoyo del régimen de Al Asad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada