Un muerto en violento incendio en Los Angeles

LOS ANGELES (AFP). Una persona muerta y al menos 1,200 evacuados es el saldo de dos violentos incendios forestales que amenazaban el lunes sectores residenciales al norte de Los Angeles (California, oeste), además de forzar el cierre de vías y escuelas.

El cuerpo sin vida de un hombre, aparentemente sin techo, fue descubierto cerca de una vía de gran tránsito al noroeste de la ciudad, indicó el alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa.

Más de un millar de bomberos intentan, con las condiciones del tiempo en su contra, controlar dos siniestros distintos que surgieron a pocos kilómetros de distancia el uno del otro al norte de la megalópolis californiana y que la tarde del lunes se aproximaron a urbanizaciones de casas grandes.

Los portavoces de los bomberos indicaron que las llamas afectaron el Bosque Nacional Angeles y que había consumido 2,100 hectáreas de vegetación hasta el lunes en la tarde, muy cerca de Porter Ranch, a 40 km al noroeste del centro de Los Angeles.

Una espesa columna de humo se levantó al borde de barrios clase media-alta al norte del valle de San Fernando, principal suburbio de Los Angeles, donde están ubicados la mayoría de los estudios de cine.

Las llamas comenzaron con el arribo del fenómeno de Los Vientos Santa Ana que cada año golpea California en esta fecha, al principio del otoño boreal.

Por ahora no se han reportado heridos, pero una casa, cuatro estructuras y tres casas-rodantes fueron destruidas por el fuego, el cual ha podido ser contenido sólo en un 5%, indicaron las autoridades del Departamento de los Bomberos del Condado de Los Angeles. En la mañana, la misma fuente había calculado que el 20% ya estaba controlado.

Tres autopistas importantes y cuatro escuelas tuvieron que ser cerradas.

El incendió se inició en la madrugada del domingo, y su origen no ha sido determinado.

El estado de California (oeste) es frecuentemente escenario de incendios forestales debido a la gran sequía, fuertes vientos, y la rápida urbanización en las zonas rurales.

El servicio de meteorología estadounidense (NWS) advirtió el lunes de vientos de entre 80 a 120 km/h en las zonas montañosas que rodean Los Angeles. Ráfagas de esta magnitud impiden a los aviones y helicópteros luchar contra las llamas, lo que aumenta el riesgo de que se extiendan.

La última temporada de Los Vientos de Santa Ana, en 2007, produjo una serie de incendios que dejó ocho muertos, redujo a cenizas 2,000 casas, provocó la evacuación de 640,000 personas y causó 1,000 millones de dólares en daños materiales, en uno de los peores desastres en la historia de California.

Entre junio y julio de este año, unos 2,000 incendios se desataron en este estado, destruyendo 3,500 km2 de áreas verdes, según autoridades estatales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes