Dos muertos por un coche bomba en hospital somalí

ETIQUETAS

Una bomba escondida en el coche de un médico explotó el miércoles en el aparcamiento de un hospital en Mogadiscio, la capital de Somalia, matando al médico y a un enfermero, según un enfermero que estaba en el lugar, en un ataque poco habitual contra instalaciones sanitarias en un país asolado por la guerra.

La explosión se produjo en el hospital de Keysaney, gestionado por la Sociedad Somalí de la Media Luna Roja y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La explosión provocó una onda expansiva que se sintió en el hospital, y una paciente que esperaba para ser operada resultó herida por metralla, según el enfermero Mohamed Omar, que dio el balance de muertos.

"Es un ataque estremecedor y una pérdida terrible", dijo Omar de las muertes.

La bomba, detonada a distancia, explotó cuando el médico salía del hospital tras un turno de noche.

Este hospital quirúrgico, con capacidad para 65 camas, abrió en 1992 y ha tratado a las víctimas de los 20 años de guerra en Somalia.

"Nos puso los pelos de punta. Creí que atacantes suicidas armados entrarían en el hospital a matarnos", dijo Ahmed Haji, que estaba en una cama de hospital con vendajes en una pierna rota.

Nadie reclamó en un primer momento la autoría del ataque. El grupo vinculado a Al Qaeda Al Shabab ha causado muchas víctimas en Somalia, pero no suele atacar centros sanitarios. El hospital recibió fuego de morteros en 2012, pero no se registraron víctimas.

"Es triste. Ni siquiera los hospitales son inmunes a los ataques", susurró Halimo Haji, familiar de un paciente del hospital.

Keysaney atendió a cerca de 2.000 pacientes con heridas de guerra en el cénit de la violencia en la capital en 2011, según el CICR. Casi 30.000 pacientes con heridas relacionadas con las armas, incluyendo muchas mujeres y niños, han sido atendidos en el hospital.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7