Al menos 3 muertos deja motín en cárcel hondureña

TEGUCIGALPA, Honduras (AP). Al menos tres pandilleros muertos y dos guardias gravemente heridos dejó el sábado un enfrentamiento reportado por las autoridades en la Penitenciaría Nacional.

El portavoz de los bomberos, Oscar Triminio, indicó que ambulancias de esa entidad trasladaron a tres pandilleros que murieron al llegar al hospital, mientras que al menos dos guardias heridos fueron trasladados a un centro asistencial privado.

Triminio dijo que las víctimas provenían de la cárcel, dentro de la cual hubo un motín, pero ignoraba si dentro permanecían más muertos o heridos.

El vocero de la policía, comisario Miguel Martínez, indicó que el choque se produjo entre pandilleros de "La 18" y reos comunes, pero no dio más detalles. El centro penal se sitúa a unos 15 kilómetros al norte de Tegucigalpa, la capital hondureña, y tiene una población de aproximadamente 3.000 reos.

Triminio identificó a los fallecidos como Héctor "El Gato" Rodríguez, Saúl "El Yonkers" Medina y Orlin "El Gringo" Solórzano.

Un contingente de 70 militares y policías fueron enviados a custodiar el Hospital Escuela, donde no hay acceso a los periodistas, para evitar que los pandilleros saquen del lugar a sus compañeros para llevarlos a otro lugar, dijo el comisario Martínez.

" Hemos detectado automóviles con hombres armados que merodean el hospital y por eso hemos redoblado las medidas de seguridad a fin de evitar una tragedia", afirmó.

Docenas de personas llegaron a las afueras del hospital en busca de información sobre parientes encarcelados.

El presidente Porfirio Lobo recibió en la víspera un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que señala que las cárceles de Honduras están prácticamente bajo el control de los presos.

El estudio de la Comisión determinó que las 24 prisiones hondureñas han sido abandonadas por los gobiernos, lo que ha traído como consecuencia la delegación de facto de la administración de las cárceles en los propios privados de libertad por medio de la figura de los coordinadores, quienes sancionan a los reclusos y son elegidos cada cierto tiempo por los mismos presos.

Los establecimientos penitenciarios del país están superpoblados, lo que genera constantes reyertas, fugas, motines, incendios y otros incidentes con desenlaces trágicos.

Entre 2006 y 2012 se produjeron 756 muertes de prisioneros en los centros penales de Honduras, de las cuales 641 fueron violentas. Ninguno de esos casos ha sido aclarado aún por las autoridades.

En febrero de 2012 murieron 361 reos en un incendio en la cárcel de Comayagua, a unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa. Y otras dos cárceles también se quemaron en 2003 y 2004, con más de 120 muertos.

La población penitenciaria al 2013 es de 12.263 personas, pese a que las prisiones solo tienen capacidad para 8.120 internos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7