Más muertos en enfrentamientos en Siria

BEIRUT (AP). Los soldados del gobierno y los rebeldes se enfrentaron el viernes en sangrientos choques en suburbios de la capital y pueblos que dejaron por lo menos 20 muertos, incluso nueve soldados, dijeron activistas.

El presidente Bashar Assad intenta aplastar el levantamiento de once meses contra su régimen con una represión generalizada. La organización Human Rights Watch denunció en un informe el viernes que el régimen ha detenido y torturado a niños de hasta 13 años.

HRW dijo en su informe haber documentado por lo menos doce casos de niños detenidos en condiciones inhumanas y torturados, como también niños a quienes les dispararon en sus hogares o en la calle.

"Los niños no han sido inmunes al horror de la represión siria", afirmó Lois Whitman, que dirige la oficina de derechos de la infancia en la organización con sede en Nueva York. "Las fuerzas de seguridad sirias han matado, arrestado y torturado a niños en sus casas, sus escuelas o en las calles".

Mientras la violencia se intensifica en Siria, han aumentado los esfuerzos diplomáticos en las Naciones Unidas para hallar una solución a la crisis. En Nueva York, un alto funcionario del Departamento de Estado norteamericano dijo el viernes que Estados Unidos tiene un "optimismo cauteloso" de que recibirá firme apoyo una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena el derramamiento de sangre en Siria y reclama una transición política en el país.

El funcionario agregó que el borrador de una resolución propuesta el jueves por Marruecos probablemente sería aprobado por el Consejo el viernes o el sábado, ya que parecía satisfacer las inquietudes de Rusia. La fuente habló bajo la condición del anonimato.

"Desde nuestra perspectiva, esta resolución apoya plenamente al pueblo sirio y la Liga Arabe", afirmó.

El conflicto sirio se ha militarizado en los últimos meses después que desertores del ejército se sumaron al levantamiento contra Assad y formaron una fuerza guerrillera. La resistencia armada a su vez ha provocado un ataque más intenso del régimen en las zonas donde operan los desertores.

A principios de semana, fuerzas sirias apoyadas por tanques retomaron un cordón de suburbios al este de Damasco tras intensa lucha con soldados rebeldes.

El viernes, choques similares en el suburbio noroccidental de Daraya y en las montañas cercanas a Damasco dejaron siete civiles muertos, dijeron los activistas. En los pueblos de Jassem, Kfarshams y Nawa en la provincia sureña de Daraa, en los enfrentamientos murieron por lo menos nueve soldados y varios resultaron heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

En la provincia norteña de Idlib, una bomba en un camino mató a dos niños, dijeron la prensa estatal y activistas. Otros dos murieron a manos de las fuerzas de seguridad, según el Observatorio.

Los Comités Locales de Coordinación, grupo de activistas, afirmaron que 21 personas murieron en la nación el viernes.

En enero, la ONU calculó que por lo menos 5.400 personas han muerto hasta ahora.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes