Seis muertos por escape de gas en una mina en el norte de España

ETIQUETAS

Seis personas murieron y otras cinco resultaron heridas debido a un escape de gas en una mina de carbón de la localidad de Santa Lucía, en la provincia de León (Castilla y León, norte), informaron este lunes los servicios de emergencia.

"Hay seis fallecidos" en el accidente, informó un portavoz de los servicios de emergencia.

Otros cinco mineros afectados "han sido trasladados al hospital de León", a unos 40 km, añadió la misma fuente, señalando que "uno de ellos está grave".

Uno de los heridos fue evacuado en helicóptero medicalizado, mientras que un segundo tuvo que ser transportado en una UVI (Unidad de vigilancia intensiva) móvil, y el resto en ambulancias.

El accidente se debió a "un desprendimiento de gas", añadió el portavoz.

"Al parecer fue una fuga de gas metano", dijo el alcalde del municipio de Pola de Gordón, al que pertenece la localidad de Santa Lucía, Francisco Castañón, a la televisión pública española.

"Realmente no pudieron reaccionar, hubo una invasión de la atmósfera por el metano, hubo incluso compañeros que intentaron socorrerles", dijo a la radio pública española José Antonio Colinas, secretario del sector minero del sindicato UGT en Castilla y León.

Según el portavoz de emergencia, no queda nadie en la mina, de la que "ya han salido las brigadas de rescate".

El accidente tuvo lugar en el pozo Emilio del Valle de Santa Lucía, de 694 metros de profundidad, perteneciente a la empresa Hullera Vasco Leonesa, y a cuyo interior se accede por medio de un ascensor-jaula.

En el momento del accidente había en el interior de la mina 116 trabajadores, según la edición en línea del rotativo Diario de León.

Hacia el lugar del accidente, en la norteña cordillera Cantábrica se dirigieron un helicóptero medicalizado, así como tres ambulancias y efectivos de la Guardia Civil y de los bomberos.

Según los medios españoles, los afectados son trabajadores de una subcontrata que trabajaba para la empresa Hullera Vasco Leonesa y en la bocamina se han concentrado familiares y amigos de las víctimas.

Se trata del peor accidente ocurrido en la minería española desde el 31 de agosto de 1995 cuando 14 mineros murieron por una explosión de grisú en una mina de la localidad de Mieres (Asturias, norte).

En restructuración desde hace 20 años, las minas de carbón han ido cerrando progresivamente. Una cuarentena de ellas siguen en actividad, principalmente en el norte del país, dando empleo a unos 8.000 mineros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7