Al menos 7.650 muertos tras fuerte sismo en China

PEKÍN (AFP) - Al menos 7.650 personas murieron este lunes en la provincia china de Sichuán (suroeste), donde se produjo un potente sismo de magnitud 7,8 en la escala de Richter que afectó a zonas vecinas, según un balance oficial que no deja de aumentar con el paso de las horas.

Un balance dado a conocer por el Centro Nacional de Socorros a las 22H00 (14H00 GMT) y citado por la agencia estatal de noticias China Nueva y la televisión precisa que 7.651 personas murieron solamente en Sichuán.

El sismo, ocurrido a las 14H30 locales (06H30 GMT), afectó también las provincias de Gansu (noroeste) y Yunán y el municipio autónomo de Chongqing (suroeste).

El epicentro del sismo se localizó en el distrito de Wenchuan, a 93 km de Chengdu, capital de la provincia de Sichuán y donde viven más de 10 millones de personas, precisó el Instituto Nacional de Geofísica de Estados Unidos (USGS).

Concretamente, China Nueva confirmó previamente la muerte de al menos 50 estudiantes en Sichuán al derrumbarse el instituto en que se encontraban, mientras que otros 850 siguen bajo los escombros.

En la misma provincia se desmoronaron dos fábricas de productos químicos, lo que dejó a cientos de empleados sepultados y obligó a la evacuación de unas 6.000 personas, según la misma fuente.

Antes de conocer la amplitud de las pérdidas, el primer ministro chino Wen Jibao describió este lunes el sismo como un "desastre" y pidió "calma y valor" a la población en una entrevista por televisión.

"Frente al desastre, lo más importante es la calma, la confianza, el valor y una dirección fuerte", declaró el jefe de gobierno en el avión que lo trasladaba a Sichuán.

Las autoridades temen que el balance siga aumentando, ya que varios testigos aseguran que han sido destruidos muchos edificios en las zonas afectadas.

Según un funcionario de la Oficina sismológica, "filas enteras de casas" han resultado destruidas en la ciudad de Dujiangyan, que cuenta con unos 600.000 habitantes y se encuentra cerca del epicentro.

Varios habitantes de Chengdu, contactados por teléfono por la AFP, explicaron haber sentido un fuerte temblor, que rompió los cristales. Sin embargo no hablaron de víctimas.

El aeropuerto internacional de esta ciudad de más de 10 millones de habitantes ha sido temporalmente cerrado. Pero según un reportero de la cadena de televisión CCTV en Chengdu el transporte público y el suministro eléctrico seguían funcionando.

El presidente chino Hu Jintao, por su lado, ordenó "los mayores esfuerzos para rescatar a las víctimas del temblor". Así, el ejército ha sido movilizado para "asistir al gobierno local del distrito de Wenchuan a evaluar la situación y ayudar en las tareas de rescate", explicó a China Nueva Tian Yixiang, un oficial del Ejército Popular de Liberación, miembro del departamento de situaciones de emergencia.

El presidente estadounidense George W. Bush reaccionó expresando "sus condolencias" y ofreciendo la ayuda de su país a China.

Japón también se declaró dispuesto a enviar ayuda de inmediato.

En Pekín se produjo un temblor de una magnitud de 3,9 poco después de las 14H30 locales en el este de la ciudad, indicó China Nueva. Según la agencia no hubo víctimas ni daños. Además las instalaciones de los Juegos Olímpicos no se vieron afectadas, señaló un portavoz del Comité de organización.

La presa de las Tres Gargantas, sobre el río Yangtzé, en el centro del país, tampoco fue dañada por el sismo, indicó un responsable citado también por China Nueva.

El temblor se sintió incluso en Shanghai, Hong Kong, Bangkok, Hanoi y Taipei, indicaron residentes, aunque no se dio parte de víctimas.

"Hubo una fuerte sacudida y sufrí un leve mareo", dijo Lilian Wu, empleado de marketing que trabaja en la planta 37 de la Torre Jinmao en Shanghai.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes