136 muertos y 600 heridos por coches bomba en Bagdad

BAGDAD (AP) — Dos poderosos coches bomba estallaron el domingo en el centro de Bagdad, matando a por lo menos 136 personas e hiriendo a unas 600, en lo que constituyó el peor ataque con explosivos en Irak en lo que va del año, informaron las autoridades.

Los estallidos ocurrieron con un minuto de diferencia en los parques de estacionamiento del Ministerio de Justicia y de las oficinas de gobierno de la provincia de Bagdad durante la hora pico matutina, cuando la gente se dirigía a sus trabajos.

Las autoridades dijeron que había tantos heridos que incluso se usaron automóviles civiles para llevar a los heridos a los hospitales en la capital.

Las autoridades de hospitales y de seguridad hablaron bajo la condición de no ser identificadas porque no estaban autorizados a hablar con los medios de comunicación.

Se podía ver humo negro sobre el área donde ocurrieron los ataques y vehículos de emergencia se dirigían a toda velocidad al lugar.

Yasmín Afdhal, una empleada de 24 años en la Gobernación de Bagdad, dijo que tras la primera explosión decenas de empleados comenzaron a escapar del edificio.

"Las paredes se derrumbaron y tuvimos que salir corriendo", dijo Afdhal, que no resultó herida en la explosión.

Ninguna organización ha reclamado la responsabilidad hasta ahora, pero llos coches bomba de esta magnitud han sido el sello de los rebeldes sunníes que buscan derrocar al gobierno del país, dominado por chiíes.

Aunque la violencia se ha reducido de forma drástica en el país en comparación con el punto álgido de las tensiones sectarias, explosiones como las del domingo demuestran la precariedad de los logros en seguridad y la habilidad de los insurgentes de realizar ataques devastadores en el corazón de lo que se supone es una de las zonas más seguras de Bagdad.

La zona de los estallidos está muy cerca de la llamada Zona Verde, fuertemente protegida, donde se encuentra la embajada estadounidense, al igual que las oficinas del primer ministro Nuri al-Maliki.

Un funcionario de la embajada informó de dos estadounidenses que trabajaban en el país resultaron heridos en las explosiones, pero no pudo ofrecer detalles sobre para quien trabajaban o si estaban asociados con la embajada.

El mayor general Qassim Atta, portavoz del Servicio de Seguridad de Bagdad, dijo que las explosiones fueron causadas por coches bomba.

"Ellos están atacando al gobierno y el proceso político del país", dijo Atta a The Associated Press.

Mohammed al-Rubaiey, un miembro shií del Consejo Provincial de Bagdad, dijo que al menos 25 miembros del personal del consejo habían muerto en las explosiones y que los heridos estaban siendo transportados a hospitales.

"Esta es una lucha política, el precio de la cual estamos pagando", dijo. "Cada político es responsable e incluso el gobierno es responsable, al igual que los líderes de seguridad".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes