20 muertos por protestas en Papúa, Indonesia

Por lo menos 20 personas murieron el lunes en violentas protestas desatadas por rumores de que un maestro insultó a estudiante indígena en la provincia de Papúa en Indonesia, informaron autoridades.

La turba enardecida prendió fuego a edificios públicos, hogares, comercios, automóviles y motocicletas en las vías que llevan al despacho del gobernador local en Wamena, informó el jefe policial Rudolf Alberth Rodja.

Por lo menos 16 civiles murieron en Wamena, la mayoría de ellos al resultar atrapados en viviendas o negocios incendiados, dijo el portavoz militar Eko Daryanto. Agregó que un soldado y otros tres civiles fallecieron en otra protesta en Jayapura, la capital de la provincia de Papúa.

Unos 65 civiles resultaron heridos en Wamena y cinco policías resultaron gravemente heridos en Jayapura, dijo el portavoz.

La televisión mostró imágenes de llamas y humo saliendo de edificios en Wamena.

Rodja dijo que la protesta estalló al correr rumores de que un maestro de secundaria en Wamena que no es de Papúa llamó “mono” a un estudiante que pertenece a una etnia autóctona.

Explicó que una investigación policial no halló incidente alguno de racismo, y enfatizó que en días recientes han circulado rumores de eso tipo en las comunidades nativas.

“Creemos que alguien provocó estos rumores falsos intencionalmente para causar disturbios”, expresó Rodja a reporteros en Jayapura. "Esto es una mentira y llamo a los pobladores de Papúa a no dejarse engañar por estas noticias falsas”.

El portavoz policial de Papúa, Ahmad Musthofa Kamal, dijo que un grupo de estudiantes de otra escuela de Wamena que se negaron a sumarse a la protesta entró a golpes con otro grupo de alumnos.

Proliferaron en internet videos de gente armada con machetes, parada frente a sus tiendas o viviendas, para protegerlas de la muchedumbre alzada.

Joko Harjani, funcionario del aeropuerto, dijo que debido a los órdenes las autoridades cerraron las instalaciones hasta nuevo aviso.

Las protestas surgen pocos días después de que había retornado la calma, tras semanas de manifestaciones violentas de miles de personas en Papúa y Papúa Occidental, que se quejaban de racismo hacia la población local. Por lo menos un soldado indonesia y cuatro civiles murieron en esos desórdenes.

Las protestas previas ocurrieron a raíz de videos en internet que fuerzas de seguridad llaman “monos” y “perros” a estudiantes universitario en Surabaya, en Java Oriental. Los soldados habían irrumpido en dormitorios universitarios luego de haber hallado una bandera indonesia rota en un desagüe.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes