Siete muertos en sismo en Turquía; se desploma hotel

ANKARA (AP). Un fuerte sismo desplomó un hotel importante en el este de Turquía, sepultando a socorristas y periodistas extranjeros que llegaron al lugar a raíz de un devastador terremoto ocurrido hace dos semanas. Por lo menos siete personas murieron, dijeron las autoridades y otras 26 fueron rescatadas entre ellos dos japoneses rescatistas, uno de los cuales murió.

El hotel Bayram sobrevivió el sismo de 7,2 del mes pasado pero quedó con algunas grietas y un ascensor averiado. Pero se desplomó al producirse un sismo de 5,7 de magnitud el miércoles, atrapando a varias personas bajo toneladas de concreto y metal retorcido en una sombría repetición de la destrucción del mes pasado.

El nuevo sismo derribó 25 edificios en la ciudad de Van, pero sólo tres de las edificaciones, entre ellos dos hoteles, estaban habitados. Muchos de los edificios fueron evacuados después del primer sismo, dijo el viceprimer ministro Besir Atalay.

La agencia de noticias estatal Anatolia dijo que Atsushi Miyazaki, de la Asociación para Ayuda y Socorro, del Japón, falleció después de que fue herido de gravedad al quedar atrapado bajo los escombros del hotel Bayram el miércoles por la noche. Fue rescatado el jueves.

La agencia informó que los socorristas trataron de reanimarlo durante 15 minutos antes de llevarlo al hospital en estado grave.

Su compañera Miyuki Konnai, de 32 años de edad, fue rescatada con vida de los escombros del mismo hotel el miércoles por la noche.

Se cree que dos reporteros de la agencia de noticias turca Dogan, Sebahattin Yilmaz y Cem Emir, todavía estaban el jueves bajo los escombros.

"El temblor ocurrió cuando nuestros colegas estaban trabajando en el lobby del hotel", informó Dogan.

Ozgur Gunes, un camarógrafo de la agencia de noticias Cihan, dijo a la televisora Haber Turk que algunos de los periodistas atrapados enviaron mensajes de texto a sus colegas pidiendo que los rescataran.

Gunes salió del hotel antes del sismo y al regresar por su cámara tras el temblor, se dio cuenta de que el edificio se había derrumbado.

"Había polvo por todas partes y el hotel fue aplastado", agregó. Le dijo a la televisora Sky Turk que el edificio tenía algunas pequeñas grietas antes del terremoto, pero a él y a otros huéspedes se les dijo que no había daños estructurales.

Atalay dijo que las autoridades no pudieron efectuar una inspección completa de los edificios para explicar por qué los hoteles colapsados tenían permitido dar servicio.

El gobierno rápidamente envió a cientos de socorristas al área mientras trata de hacer frente a la miseria de miles de personas que quedaron sin hogar tras el terremoto del 23 de octubre que destruyó al menos 2.000 construcciones, mató a más de 600 personas en Van y en Ercis, el poblado más afectado. Las autoridades declararon otros 3.700 edificios no aptos para vivir.

En tanto, los equipos de rescate utilizaron el resplandor de luces de alta potencia para trabajar durante la noche.

Según informes, los hoteles caídos estaban ocupados por periodistas y trabajadores humanitarios involucrados en los esfuerzos de recuperación tras el primer terremoto.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el sismo tuvo una magnitud de 5,7. El Centro Sismológico Kandilli de Turquía informó que ocurrió a las 21:23 horas (1923 GMT).

Cerca de 1,400 réplicas han sacudido la región desde el terremoto del 23 de octubre. Desde entonces, muchos residentes han estado viviendo en tiendas de campaña, a pesar del frío, demasiado asustados para regresar a sus hogares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes