Al menos 9 muertos en un tiroteo en escuela de Finlandia

HELSINKI (AFP) - Un joven alumno abrió fuego hoy martes, en una escuela de formación profesional de una pequeña localidad finlandesa y mató a por lo menos nueve personas, antes de intentar suicidarse sin éxito.

La cadena de televisión finlandesa Yle afirmó que la matanza podría haber dejado nueve muertos y dos heridos, citando a la policía municipal de Kauhajoki, pequeña ciudad del suroeste de Finlandia, a 360 km al oeste de Helsinki, donde se encuentra el establecimiento. Todas las víctimas serían alumnos de la escuela, según la agencia de prensa finlandesa STT.

El presunto autor de los disparos es un estudiante de 20 años, que según un responsable de la alcaldía de Kauhajoki intentó suicidarse pero sigue con vida. "Apuntó el arma contra sí mismo, pero no murió. Está herido", precisó el responsable municipal Ari Paananen. Según los medios de comunicación, el agresor se hirió en la cabeza y fue hospitalizado.

Anteriormente, un oficial de policía había informado de la detención del autor del ataque, que tuvo tiempo de disparar repetidas veces en el centro educativo, que cuenta con 200 alumnos. "Acabo de oír en la radio de la policía que el autor de los disparos fue detenido. Ya está desarmado", aseguró un oficial sin dar preciones sobre el arma en cuestión.

El gobierno finlandés convocó una reunión de emergencia, informó un portavoz gubernamental.

El tiroteo comenzó durante la mañana, hacia las 11H00 (las 08H00 GMT), según la cadena Yle.

Aparentemente, el agresor actuó solo.

Algunos testigos afirmaron que se había declarado un incendio en el centro educativo, pero esta información no pudo ser confirmada con fuentes oficiales.

Este nuevo tiroteo tiene lugar poco menos de un año después de una matanza en un centro de educación secundaria de Tuusula, una apacible localidad de unos 30.000 habitantes a 40 km al norte de Helsinki. El 7 de noviembre de 2007, un muchacho de 18 años, Pekka-Eric Auvinen, descrito como un joven solitario, mató a ocho personas en su instituto antes de suicidarse. Esa matanza, que el primer ministro Matti Vanhanen calificó de "gran tragedia", había conmocionado al país.

Finlandia había tomado una serie de medidas para evitar que se repitiese un drama de este tipo, muy poco corriente en los países escandinavos. El gobierno había decidido aplicar una directiva europea que prohíbe a los menores poseer armas de fuego a su nombre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes