Mujeres que se unen al Estado Islámico viven en condiciones "muy duras"

Las mujeres que viajan a Siria para unirse al grupo terrorista Estado Islámico (EI) acaban "aisladas y en condiciones muy duras", según un estudio publicado hoy por la cadena británica BBC.

El informe, realizado por el Instituto de Diálogo Estratégico y el Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización, de la universidad King's College de Londres, afirma que las mujeres que se se desplazan a Siria "no lo hacen con la intención de convertirse en esposas yihadistas", pero acaban enfrentándose a "realidades muy duras y diferentes".

Muchas de las más de 550 mujeres occidentales que han llegado a ese país árabe desde que comenzó el conflicto actúan como "agentes activos dentro del organigrama de EI, haciendo campañas y reclutando personal".

Los autores del estudio, que han seguido el caso de más de cien mujeres a través de las redes sociales y que han interrogado a aquellas que han sido detenidas por la policía, afirman que su principal responsabilidad es "ser una buena esposa para el marido yihadista con el que se han comprometido y ser madre de una nueva generación de yihadistas".

Pese a que muchas mujeres llegan al país con una idea preconcebida de cómo será su vida en Siria, muchas se encuentran con que tienen que vivir sin electricidad y sin otras comodidades básicas.

"El informe nos muestra una visión única de la vida de las mujeres extrajeras que se han integrado en el Estado Islámico", aseguró Melanie Smith, co-autora del estudio.

"A través de las redes sociales hemos podido leer sus quejas sobre su vida cotidiana, ya que son mujeres aisladas y en condiciones difíciles, y sobre cómo es vivir en una zona de guerra", agregó.

El estudio muestra, además, que los programas existentes para ayudar a prevenir que mujeres jóvenes se unan a EI son "escasos, desinforman y carecen de recursos".

"Las mujeres que ayudan a reclutar personal forman son una parte importante del grupo de quienes han emigrado para unirse a EI. Sin embargo, se ha hecho muy poco para evitarlo y para investigar la razón por la cual lo han hecho", sostuvo Shiraz Maher, investigadora en King's College London.

La ONU estima que más de 4.000 occidentales, entre ellos 550 mujeres, se han unido al grupo terrorista Estado Islámico en Siria desde el comienzo del conflicto.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7