Las mujeres de los pueblos indios piden aseos para garantizar su seguridad

En los pequeños pueblos indios, como en el que esta semana fueron violadas y asesinadas dos adolescentes, las mujeres temen la llegada de la noche cuando, por falta de aseos dentro de las casas, salen a los campos y son muy vulnerables a la violencia.

Dos primas de 12 y 14 años aparecieron el miércoles ahorcadas de un árbol en Katrashadatganj, un pueblo de Uttar Pradesh, en el norte de India.

Las adolescentes fueron agredidas cuando iban al campo para hacer sus necesidades en la oscuridad, según sus familiares. La policía indicó que habían sido violadas y ahorcadas por sus agresores.

"La seguridad siempre ha sido un problema", declaró la tía de una de las víctimas, cuya muerte vuelve a mostrar la violencia que sufren las mujeres en India. "Los hombres, especialmente los que pertenecen a una casta más elevada, nos observan y nos insultan", aseguró.

El calvario de las jóvenes ha sido muy comentado en la prensa india e internacional, un año y medio después de la violación colectiva de una estudiante de clase media en Delhi, que no había sobrevivido a las heridas.

Las circunstancias son diferentes pero la violencia es idéntica. Las dos adolescentes, cuyo nombre no se puede publicar según la ley india, fueron agredidas porque en su pueblo no hay letrinas.

Unicef estima que alrededor de 594 millones de indios, la mitad de la población, hace sus necesidades en la naturaleza. Para hacerlo en la intimidad, muchas mujeres esperan que caiga la noche y corren el riesgo de ser atacadas en la oscuridad.

"En ese momento la mujer se siente muy vulnerable, y es inadmisible que las mujeres deban arriesgarse de esta manera solo para ir al servicio", declaró a la AFP Carolyne Wheeler, que trabaja para la ONG WaterAid.

Todos los políticos indios coinciden en los inconvenientes, sanitarios y sociales, que producen la falta de servicios.

A finales de 2013, cinco meses antes de las elecciones, el actual primer ministro Narendra Modi había indicado que su partido nacionalista hindú priorizaría la construcción de baños por delante de la de templos. "Primero los inodoros, y los templos para más tarde", dijo.

Pero el desafío es mayúsculo en un país que tiene pocas infraestructuras y las que existen están en mal estado. En la India rural se carece de inodoros, pero pero también de carreteras en buen estado, tendido eléctrico y agua corriente.

Los habitantes de las regiones rurales más pobres tienen la sensación de que sus necesidades siempre van a estar en segundo plano por detrás de las grandes urbes y la clase media emergente.

Una periodista preguntó al ministro encargado de Uttar Pradesh, el socialista Akhilesh Yadav, sobre el número de violaciones en ese Estado, este le contestó: "¿Usted no ha sido atacada, no? ¿Pues entonces?".

Después intentó rectificar calificando la muerte de las dos jóvenes como una "desgracia" y pidiendo un juicio acelerado para los presuntos culpables.

La policía anunció el sábado que había detenido a cinco hombres. A tres se les acusa de asesinato y violación en grupo y a los otros dos de complicidad en acto criminal.

En una entrevista con la AFP, una persona cercana a las víctimas dijo que quería que los culpables fueran juzgados y condenados. Y también pidió la construcción de letrinas en el pueblo.

"El campo en general no me da miedo, ni el bosque ni los animales salvajes. Pero me pongo nerviosa cuando voy al campo a hacer mis necesidades", dijo. "Quiero que el gobierno nos construya al menos unos servicios en el pueblo, al menos eso".



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7