El mundo celebra la Hora de la Tierra en favor del ambiente

ETIQUETAS

MOSCU ( AP). Luego de que se apagaran las luces de los techos abovedados de la Opera de Sydney y que los rascacielos de Taiwán y la Ciudad Prohibida de Beijing quedaran a oscuras, le tocó a Moscú demostrar su apoyo a la Hora de la Tierra, que llegaba a las ciudades europeas.

Millones de personas alrededor del mundo apagaban las luces y desconectaban electrodomésticos por una hora cuando el reloj local marcaba las 20.30, para llamar la atención sobre los peligros del cambio climático y pedir un pacto obligatorio para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Este es el cuarto año de la iniciativa Hora de la Tierra, organizada por el World Wildlife Fund.

Al llegar la hora acordada, los rascacielos se apagan y las monumentos oscurecen, desde un centro comercial en Manila hasta la Torre Eiffel en París y el Empire State Building en Nueva York.

Funcionarios rusos señalaron que esperan superar la participación que tuvieron el año pasado, cuando 6 millones de personas en 20 ciudades se unieron a la iniciativa. En localidades orientales como Kamchatka e Irkutsk, en Siberia, hubo quienes participaron siguiendo el ejemplo de sus vecinos asiáticos que apagaron las luces antes de Moscú. Restaurantes en Vladivostok celebraron la llamada Tarde de Velas para promover a la Hora de la Tierra como una oportunidad para el romance.

" Uno de cada tres rusos conoció la Hora de la Tierra el año pasado, queremos superar eso", dijo Aleksei Knizhnikov, quien dirige el programa ecológico de petróleo y gas del WWF en Rusia.

Unas 4,000 ciudades en más de 120 países, empezando en Nueva Zelanda, apagaban sus luces voluntariamente el sábado para reducir el consumo de energía. La participación no abarca la iluminación de las vías públicas, las luces de tránsito y de seguridad.

" Participa todo el mundo, desde Casablanca hasta los campamentos de safari de Namibia y Tanzania", dijo Greg Bourne, director general del World Wildlife Fund en Australia, el grupo ambientalista que lanzó la Hora de la Tierra, que empezó en Sydney en el 2007 y se ha ido ampliando desde entonces a todos los continentes.

Los organizadores dicen que no hay modo uniforme de medir cuánta energía se ahorra con los apagones, pero que el hecho de que tantos sitios hayan aceptado participar debería demostrar a los líderes que el calentamiento global es un tema de gran interés en el mundo.

Andy Ridley, un trabajador del WWF en Sydney que tuvo la idea de la Hora de la Tierra en un bar charlando con amigos, confió en que la campaña de este año inspire a los líderes mundiales a concretar un acuerdo sobre el clima más enérgico que el alcanzado en Copenhague en diciembre, cuando no se acordaron reglas obligatorias para reducir la contaminación a la que se atribuye el calentamiento global.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes