El mundo promete ayudar a Haití por 10 años

MONTREAL ( AP). La comunidad internacional se comprometió el lunes a asistir en la recuperación de Haití por al menos una década y bajo la batuta del gobierno haitiano tras el terremoto que destrozó al país el 12 de enero.

Una docena de cancilleres, primeros ministros, la ONU y la Unión Europea señalaron durante una conferencia que es " prematuro" hablar de la monumental cifra que costará un plan de reconstrucción de 10 años, ya que aún se están evaluando las necesidades del país.

" Aún estamos en una etapa de emergencia. No nos acusen de ir demasiado rápido porque eso sería injusto", dijo el canciller francés Bernard Kouchner. " Esta es la respuesta internacional más importante a cualquier desastre que hayamos conocido".

Los participantes de la conferencia no presentaron un plan de ayuda específico, pero se comprometieron a respetar la soberanía de Haití, y bajo su liderazgo y la coordinación de la ONU, ayudar a reconstruir el país a través de la participación de los haitianos.

Los líderes mundiales también anunciaron que las bases del plan de reconstrucción se sentarán en una conferencia en marzo en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Durante la reunión en Montreal se habló de las prioridades del plan de forma vaga: " No hemos sido capaces de alimentar a todo el mundo. Esa es nuestra prioridad", concluyó el primer ministro haitiano Jean-Max Bellerive durante una rueda de prensa al final de la conferencia.

Los objetivos a largo plazo en Haití serán la creación de instituciones democráticas transparentes y de las condiciones para generar desarrollo económico y reducción de la pobreza. Se reforzarán además los esfuerzos de la misión de la ONU en Haití (MINUSTAH) y se integrarán la justicia, seguridad y fuerza de la ley como componentes esenciales del nuevo sistema de gobierno, señalaron los cancilleres.

A corto plazo, el plan se enfocará en reanudar la capacidad operacional del gobierno haitiano y a evaluar la situación tras la catástrofe.

El terremoto de 7 grados de magnitud que asoló Haití causó más de 150,000 muertes confirmadas sólo en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, según una ministra haitiana, y se estima que muchos miles más murieron en el resto del país o aún no fueron recogidos entre los escombros de la capital.

Los participantes en la conferencia fueron el grupo de " Amigos de Haití", conformado por países latinoamericanos _Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Perú y Uruguay_, sumados a Canadá, Francia y Estados Unidos. Japón y República Dominicana también enviaron representantes a la reunión.

José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos, dijo a la AP que el plan de ayuda se llevaría a cabo con la creación de una especie de agencia internacional para el desarrollo de Haití.

" Sería una agencia donde el gobierno haitiano imponga las prioridades. A mi juicio, el presidente de Haití debería presidirla, junto con un ejecutivo internacional de alto nivel nombrado por las instituciones que garantizan el flujo de dinero", dijo Insulza.

El secretario general de la OEA señaló además que durante la conferencia se habló de la creación de un fondo, donde distintos países pondrían dinero a su disposición para un solo plan de desarrollo.

Insulza señaló que, a corto plazo, la ayuda de miles de organizaciones ha sido muy generosa pero que a partir de ahora se coordinará más el esfuerzo a través de la ONU.

" Hoy (la secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham) Clinton nos dijo que hay más de 10,000 ONG (organizaciones sin ánimo de lucro) en distintos países. El resultado es un esfuerzo muy generoso pero muy desordenado. Entonces lo que hemos acordado es un sola coordinación en el terreno en torno al tema de la emergencia y también trabajar en conjunto entre los principales donantes", agregó.

María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta española y dirigente de la delegación de la Unión Europea a la conferencia, dijo que la UE ha contribuido con 420 millones de euros para ayudar a Haití.

Los gobiernos se han comprometido a enviar casi 1,000 millones de dólares en ayuda al país, según estimaciones de The Associated Press, incluida la cifra de la UE.

Durante la conferencia del lunes surgió cierta controversia respecto al liderazgo de Haití, un gobierno empobrecido y en crisis, en el plan de reconstrucción del país. Sin embargo, los líderes mundiales dejaron claro que el país dirigirá su futuro.

" Todo lo que se haga tiene que ser bajo el liderazgo del gobierno haitiano", dijo la canciller mexicana Patricia Espinosa. " El gobierno haitiano es quien tiene que estar activamente presente en la definición de las prioridades y en ese sentido, todo el apoyo de la comunidad internacional tiene el propósito de apoyar los esfuerzos del gobierno haitiano".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes