Las negociaciones nucleares con Irán entran en una fase "intensa"

Las negociaciones nucleares entre Irán y seis grandes potencias, con el objetivo de poner fin a una década de conflicto en torno al programa atómico iraní, han entrado en una intensa y decisiva fase, aseguró hoy en Viena un representante oficial de la UE.

" El plenario se ha centrado en detalles del texto para un acuerdo completo", manifestó ante la prensa Michael Mann, portavoz de la jefa de la diplomacia europa, Catherine Ashton, quien coordina el trabajo de las grandes potencias.

Aunque esta quinta ronda de contactos ya comenzó ayer con un encuentro entre Estados Unidos, la Unión Europea y la delegación de Irán, la primera sesión plenaria tuvo lugar hoy, aunque no se conocen detalles al respecto.

En ella participaron Irán y el llamado Grupo 5+1, compuesto por Estados Unidos, China, Francia, el Reino Unido y Rusia -los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU-, más Alemania.

A partir de ahora, explicó Mann, se van a suceder encuentros técnicos para estudiar lo discutido en la reunión principal, que está previsto que dure hasta el próximo viernes.

"El trabajo continúa intensamente", explicó el portavoz, quien aseguró que las dos partes están negociando de forma "realista" y son conscientes de que "esta fase será muy intensa".

Mann rehusó comentar si se ha comenzado ya a redactar un borrador de acuerdo, aunque insistió en que la reunión plenaria de hoy se ha centrado en "elementos de un acuerdo".

En el centro de los debates se encuentra el programa de enriquecimiento de uranio, la construcción de una planta de agua pesada, con capacidad de producir plutonio, y el desarrollo de misiles de largo alcance.

El uranio enriquecido y el plutonio son los principales materiales necesarios para fabricar una bomba nuclear, por lo que las potencias quieren impedir o al menos limitar al máximo su producción en Irán.

Según un documento interino firmado el año pasado en Ginebra, las partes se han dado un plazo de hasta el 20 de julio para alcanzar un acuerdo.

Este tratado debe, por un lado, dar garantías sobre el carácter pacífico del programa nuclear iraní y, por el otro, poner fin a las sanciones internacionales impuestas a la República Islámica.

Por otra parte, el portavoz de Ashton no quiso especular hoy sobre si las conversaciones se prorrogarían en caso de que no se cierre un acuerdo para la fecha prevista.

" Veremos lo que pasa cuando pase", manifestó Mann, al precisar que el objetivo es tratar de llegar a un acuerdo "lo antes posible" y salvar las diferencias entre las partes.

Mientras, en el marco de las conversaciones, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, mantuvo hoy en Viena un inusual encuentro con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano.

En paralelo a sus conversaciones con el Grupo 5+1, Irán está negociando con la agencia nuclear de la ONU sobre una ampliación de la investigación de su programa atómico.

Concretamente, el OIEA quiere esclarecer las supuestas dimensiones militares del programa nuclear iraní.

Mientras Occidente teme que Irán quiera hacerse con armas nucleares bajo el paraguas de un supuesto programa atómico civil, los iraníes aseguran que solo tienen intenciones pacíficas, sobre todo la generación de energía eléctrica.

Israel, que se siente amenazado por las actividades iraníes, no descarta un ataque militar contra las instalaciones nucleares de la República Islámica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7