Cajas negras del avión de Swiftair deben llegar este lunes a Francia

Las dos cajas negras del avión de la compañía española Swiftair que se estrelló el pasado jueves en el este de Mali cuando volaba para Air Algérie deben llegar mañana al organismo oficial francés encargado de los accidentes aeronáuticos, el BEA, en Le Bourget, cerca de París.

El director de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), Rémy Jouty, señaló hoy, en una entrevista a la televisión "France 2" que las cajas han estado "en manos de las autoridades de Mali", que es a quienes corresponde dirigir las pesquisas del siniestro por ser el país donde se produjo, pero "nos han pedido ayudarles".

Por eso, el traslado a Francia desde la ciudad de Gao en el norte de Mali a donde se llevaron en un primer momento se ha organizado "muy rápidamente" y los expertos "desde mañana" las esperan en Le Bourget para explotar su contenido, explicó Jouty.

Preguntado sobre su estado, contó que la que registra los parámetros del vuelo "ha resultado poco dañada" por lo que hay grandes esperanzas en que se puedan recuperar sus datos.

En cuanto a la segunda, la que graba las conversaciones que se producen en la cabina, "parece mucho más dañada", aunque añadió que "es demasiado pronto" sacar conclusiones de esa primera constatación y el BEA confía en que pueda aportar informaciones.

Jouty comentó que, a la vista del espacio muy reducido en el que se han encontrado los restos del aparato -alrededor de nueve hectáreas-, se puede suponer que hubo "un impacto de una extrema violencia" al chocar contra el suelo, y que se produjo a "gran velocidad".

Uno de los forenses de la Gendarmería francesa enviados al lugar de la región de Gossi, en Mali, donde se estrelló el MD-83 de Swiftair, contó a "France 2" que no se han encontrado cadáveres enteros, lo que da a entender que la dureza del choque los desintegró.

Más de 200 militares, en buena parte franceses, se encargan de garantizar la seguridad del sitio al que cayeron los fragmentos del avión, una zona de sabana en plena estación de lluvias a casi diez horas de camino por tierra de Gao, adonde está previsto llevar los restos mortales antes de enviarlos a París para una identificación en profundidad previa a la repatriación a los países de origen.

Francia tiene desplegados a unos 1.600 militares en Mali como continuación de la operación que lanzó a comienzos de 2013 para desalojar a los yihadistas que controlaban el norte. Además, cuenta con bases en dos países vecinos, Níger y Chad.

El ministro de Transporte de Mali, Mamado Hachim Koumaré recuperó hoy en la ciudad maliense de Gao las dos cajas negras del avión para enviarlas a Bamako.

El ministro maliense estaba acompañado de su homólogo argelino Amar Ghul, que viajó al país para seguir de cerca el desarrollo de las investigaciones y las operaciones para recuperar los cadáveres de las víctimas.

La agencia oficial argelina, APS, indicó que los ministros mostraron ambas cajas negras a los periodistas en el aeropuerto de Gao, después de que el titular de transporte argelino viajara hasta la región de Gossi, lugar del siniestro, situado a unos 160 kilómetros de distancia de Gao.

Según la agencia, Ghul se desplazó acompañado del embajador argelino en Mali, del director general de Air Algérie, Mohamed Salah Bultif y de representantes de varios ministerios.

En una breve comparecencia, el ministro maliense ha insistido en la implicación de todos los países y ha destacado en especial el papel de Argelia.

Desde el accidente mortal del avión MD-83 el pasado jueves, en el que, según las autoridades francesas, viajaban 118 personas, Francia ha tomado la iniciativa tanto en las operaciones de búsqueda, como en la recuperación de los restos mortales y en las investigaciones.

Argelia, país al que pertenece Air Algérie, ha mostrado públicamente su malestar por el papel tomado por las autoridades francesas, que han asegurado que los cadáveres serán trasladados a Francia.

Según el ministro de Transportes argelino debería ser la Agencia Internacional del Transporte Aéreo (IATA), con sedes en Montreal y Ginebra la encargada de inspeccionar las cajas negras y Mali, Argelia y Estados Unidos los responsables de las investigaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7