Los niños de una cueva en Tailandia lloran la muerte de uno de los socorristas

Los doce jóvenes futbolistas recatados tras haber estado atrapados 18 días en una cueva lamentaron la muerte de un buzo tailandés durante su rescate, anunció este domingo el ministerio de Sanidad tailandés.

El equipo de fútbol de los "Jabalíes salvajes" salió de la cueva de Tham Luang, en el norte del país y que se había inundado por las lluvias del monzón, tras una operación de evacuación de tres días que terminó el 10 de julio.

El 6 de julio, Saman Kunan, un buzo que había estado en la marina tailandesa y que trabajaba como voluntario en el rescate, falleció cuando intentaba establecer una línea de suministro de oxigeno con la cavidad donde estaban bloqueados los niños.

Los futbolistas, de entre 11 y 16 años, no conocieron la noticia hasta el sábado.

"Todos lloraron y expresaron su pésame escribiendo mensajes en un dibujo del capitán de corbeta Saman y observaron un minuto de silencio por él", dijo en un comunicado Jedsada Chokdamrongsuk, el secretario permanente del ministerio de Sanidad.

Saman Kunan, triatleta y buzo, había dejado el ejército en 2006 y trabajaba en el aeropuerto de Suvarnabhumi, en Bangkok. Cuando los niños se quedaron encerrados se presentó voluntario para participar en el rescate.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7