Dos niños son apuñalados en elevador en Brooklyn

La policía buscaba el lunes a un hombre que apuñaló a dos niños, uno de los cuales murió, en un elevador de un complejo de viviendas municipales en Brooklyn, un horrendo crimen que escapó a la lente de las cámaras de seguridad.

La Policía de Nueva York envió más agentes al vecindario de East New York para ayudar en la búsqueda y para tranquilizar a los asustados habitantes del complejo Boulevard Houses. La policía describió al agresor como un extraño que atacó al azar al niño de 6 años y a la niña de 7 después que subieron al elevador para ir por helado al apartamento del niño en el sexto piso.

"Este es un crimen particularmente atroz", dijo el comisionado de policía William Bratton. "Dos niños pequeños en un elevador sin manera de escapar y un individuo que simplemente empieza a apuñalarlos...".

"Vamos a atrapar a este sujeto", añadió.

Con la proliferación de cámaras de seguridad privadas y de la policía en la ciudad en los últimos años, la policía se apoya de manera rutinaria en imágenes de video para resolver crímenes violentos. Pero funcionarios de la policía dijeron que no hay cámaras en el complejo de Boulevard Houses y que tuvieron que crear un retrato hablado del sospechoso sobre la base de las descripciones de las personas que vieron a un posible sospechoso alejarse corriendo del lugar.

El presidente del Concejo de Brooklyn, Eric Adams, dijo que era "inconcebible" la ausencia de cámaras de seguridad en el edificio, que está en un vecindario de alta criminalidad. La autoridad de vivienda municipal ha sido criticada en el pasado por no usar decenas de millones de dólares ya asignados para instalar las cámaras.

"Si alguien hiciera una pinta en Times Square, tendrías cientos de imágenes de ello", dijo Adams. "Pero en un área con altas tasas de criminalidad no hay cámaras".

Antes del ataque perpetrado alrededor de las 6 de la tarde el domingo, los niños habían estado jugando afuera del complejo residencial bajo vigilancia de adultos. Según familiares y testigos, los pequeños entraron solos y fue cuando los atacó un hombre de veintitantos años.

El hombre usó un cuchillo de cocina para apuñalar a los niños varias veces, dijo la policía. Huyó a pie y dejó el cuchillo afuera del edificio.

Los policías que acudieron al lugar hallaron al niño, Prince Joshua Avitto, en el elevador, y a la otra víctima, Mikayla Capers, afuera del edificio.

El niño fue declarado muerto en el hospital. La niña seguía hospitalizada el lunes en estado crítica.

La policía investiga también si el mismo hombre mató el viernes a puñaladas a una joven de 18 años a unas cuadras de distancia. Un cuchillo similar fue recuperado en ese lugar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada