Estado y oposición se reúnen, no avanzan crisis en Bolivia

LA PAZ (AFP) - El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunió en la noche de este miércoles con los gobernadores de la oposición, en un intento por zanjar la crisis política tras el referendo del domingo que ratificó a ambas partes en sus cargos, pero el encuentro concluyó sin avance alguno, informaron participantes.

"Hasta hoy fue escaso el avance", afirmó el prefecto (gobernador) de Tarija, Mario Cossío, luego de que se declaró un receso hasta este jueves, en el encuentro de él y sus colegas de Beni, Pando y Chuquisaca y una delegación de Santa Cruz con el presidente Morales.

En la reunión, las gobernaciones opositoras plantearon al poder Ejecutivo el restablecimiento de ingresos públicos, por un impuesto a la venta de petróleo, que bordea los 166 millones de dólares, que el gobierno usa para pagar una bonificación a los ancianos.

También consideraron que se debe reconocer las autonomías regionales en los departamentos de Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando.

El presidente Morales, en cambio, repuso su propuesta para dar curso a una nueva Constitución, aprobada por la Asamblea Constituyente en diciembre, y que requiere de dos referendos para entrar en vigencia.

A la cita acudieron los prefectos opositores Cossío de Tarija, la indígena quechua Savina Cuéllar (Chuquisaca), Ernesto Suárez (Beni), Leopoldo Fernández (Pando), los oficialistas Alberto Aguilar (Oruro) y Mario Virreira (Potosí) y una delegación de Santa Cruz.

Fue notoria la ausencia en la reunión del prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, el principal opositor de Morales, quien se excusó de asistir por razones de salud.

El gobernador de Santa Cruz, Ruben Costas (D), y su esposa Chonina festejan el resultado del referéndum ©AFP JUAN MABROMATALas cinco regiones -que impulsan la formación de gobiernos autónomos y son la más fuerte oposición al presidente Morales- consideran cuestión de Estado la recuperación del impuesto hidrocarburífero.

El poderoso prefecto Costas, antes de conocer la invitación presidencial y cuando el diálogo aún se perfilaba como una quimera, señaló que para un acuerdo con el gobierno "debe haber la devolución de los recursos del IDH (impuesto a los hidrocarburos) y el reconocimiento al proceso de gobiernos de autonomías".

Las autonomías son la otra demanda considerada como irrenunciable, pues Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija aprobaron entre mayo y junio sus estatutos de gobiernos descentralizados, en sendos referendos populares, mientras que Chuquisaca se encuentra en campaña para ir por la misma ruta, aunque el presidente Morales las califica de secesionistas.

La invitación al diálogo había sido recibida con cierta desconfianza por Costas -quien consideró que se trató de un ardid político para debilitarlos- mientras que otros gobernantes como los de Tarija, Pando y Chuquisaca estaban más proclives al diálogo e hicieron sentir su posición.

"Debe haber un diálogo sin restricciones ni exclusiones, pero sobre todo con mucha voluntad y sinceridad", opinó por su lado el prefecto Cossío antes de la reunión.

La necesidad de diálogo fue planteada en los últimos días por la OEA, Estados Unidos, países de la región y la Iglesia Católica, tras conocerse la victoria en las urnas del presidente y de los prefectos opositores, con visiones contrapuestas sobre el tipo de país que se quiere.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes