Los partidos italianos se preparan para una campaña electoral aún sin fecha

Los partidos italianos ya se están preparando para una posible campaña electoral en el país, si finalmente el Gobierno del primer ministro, Giuseppe Conte, cae y se convocan elecciones, mientras que el líder de la ultraderechista Liga, el ministro del Interior y viceprimer ministro Matteo Salvini, ha afirmado que ya piensa en dirigir Italia los próximos diez años.

"Estamos ya trabajando para el futuro, para dar a Italia un gobierno estable que dure diez años", afirmó Salvini en un acto de su partido.

No ha sido el único que ya se está dirigiendo a los italianos en clave electoral, pues también el ex primer ministro Matteo Renzi, del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), ha llamado a los seguidores de esta formación para que se preparen para unos hipotéticos comicios.

Por su parte, el líder del otro socio de la coalición de gobierno, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, también viceprimer ministro y titular de Desarrollo Económico y Trabajo, ha lanzado una campaña para recoger firmas y que se vote en el Parlamento la reducción del número de diputados y senadores antes de su disolución, propuesta programada actualmente para el 9 de septiembre y que considera su objetivo prioritario más inmediato.

El Gobierno italiano aún no ha caído, aunque parece previsible que Conte perderá la moción de censura que ha presentado la Liga en su contra en el Senado, pues la formación ultraderechista y sus socios, la conservadora Forza Italia y la ultraconservadora Hermanos de Italia, ya han avanzado que votarán a favor de su dimisión, así como el PD.

"No se dan las condiciones políticas para otro Gobierno, al menos con el PD: esta es la línea de la dirección nacional del partido aprobada por unanimidad", ha declarado la vicesecretaria del PD, Paola De Micheli, en la televisión pública italiana.

De ser así, Conte solo tendría los apoyos del Cinco Estrellas, insuficientes para continuar dirigiendo su gabinete, y debería presentar su renuncia ante el presidente de la República, Sergio Mattarella.

En este momento, Mattarella podrá intentar formar otro Gobierno con la composición actual del Parlamento, nombrar uno técnico y provisional o disolver las cámaras y convocar comicios, opción esta última que más reclama Salvini.

"Ahora lo que interesa es saber la fecha de las elecciones, que los italianos sepan cuándo podrán votar un nuevo Parlamento que elija un nuevo gobierno que dure cinco años y apruebe unos Presupuestos Generales para 2020", ha declarado el político ultraderechista.

Si se celebran elecciones, lo más probable es que tengan lugar en la segunda mitad de octubre o a principios de noviembre, justo cuando los partidos europeos deben detallar sus presupuestos para contar con la aprobación de la Comisión Europea y de sus respectivas cortes antes del 31 de diciembre.

El politólogo Giacomo Pasini explicó a Efeque Salvini confía en que de las urnas salga una mayoría conservadora holgada que le lleve a la Jefatura del Gobierno y pueda aprobar unos presupuestos antes de final de año.

Para ello necesita los apoyos de Forza Italia y de Hermanos de Italia, pues la Liga en solitario no suma los escaños suficientes.

"En mi opinión está claro que Salvini intenta llegar a tiempo para gobernar y redactar unos presupuestos, que desde luego sobrepasarán todos los parámetros europeos, porque en pocas semanas no tendrá tiempo de estudiar bien de dónde sacar los recursos. Esto probablemente forzará la relación de Italia con Bruselas y generará incertidumbre en los mercados", comenta.

Considera, además, que si Salvini obtiene los apoyos suficientes para gobernar en solitario o solo con la ayuda de Hermanos de Italia, se formará un Ejecutivo de extrema derecha y euroescéptico, que incluso pondría poner en riesgo la permanencia de Italia en el euro.

"Italia es la tercera economía del euro, su salida tendría consecuencias muy graves para todos los países. Las perspectivas son dramáticas, confío en que los italianos entren en razón y eviten la ultraderecha en el gobierno", recalcó Pasini.

Salvini ya ha salido al paso de las numerosas voces que en los últimos días están recordando que la Liga defendió abandonar la moneda única en el pasado, si bien hace ya tiempo que ha eliminado este discurso.

"No está sobre la mesa la salida de Italia del euro, punto", ha declarado a los medios.

Está previsto que el lunes se reúnan los portavoces de los partidos en el Senado y el martes, los de la Cámara de los Diputados para que fijen una fecha para la votación de la moción de censura de Conte, pues ahora mismo el Parlamento está cerrado por vacaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes