4 personas muertas, 3 de ellos policías en doble atentado en el norte de Irak

Al menos cuatro personas, entre ellas tres Policías, murieron hoy y diez resultaron heridas en un doble atentado en una misma zona ubicada en la provincia de Saladino, en el norte de Irak, informaron fuentes de seguridad.

"Dos atentados terroristas separados en la provincia de Saladino con artefactos explosivos en la intersección entre Al Shirqat y el pueblo de Al Masaihli causaron la muerte de cuatro y heridas a otros diez, entre ellos pertenecientes a los servicios de seguridad", indicó el portavoz de la Comandancia de Operaciones Conjuntas iraquí, Yehia Rasul, en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, Saad Abdelmajid, comandante de la Policía de Tikrit, capital de la región, afirmó a Efe que un civil y un Policía iraquí perecieron y otros dos agentes de seguridad resultaron heridos por la segunda explosión de un artefacto colocado en el lateral de una carretera en la zona de Al Shirqat, 110 kilómetros al norte de Tikrit.

La fuente aseguró que esta fuerza policial "estaba en camino para brindar ayuda a las víctimas de la explosión de un artefacto que ocurrió en la misma zona horas antes".

Previamente, Abdelmajid indicó que "un vehículo civil fue expuesto al estallido de un artefacto explosivo que fue colocado en el lateral de la carretera", cerca de Al Shirqat.

Este primer atentado provocó la muerte de dos policías, además de heridas a tres civiles y tres agentes de seguridad, según la fuente.

Hasta el momento, ningún grupo extremista ha asumido la autoría del doble atentado.

El pasado octubre, tres personas, entre ellas un agente de seguridad, murieron en la misma carretera de Al Shirkat por la explosión de un artefacto.

En Saladino se registran con frecuencia ataques y explosiones, que las autoridades suelen atribuir a células y combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que aún permanecen en la región.

El EI todavía mantiene células operativas en varias provincias de Irak y ha cometido atentados esporádicos en los últimos meses, principalmente contra las fuerzas de seguridad, pero también contra objetivos civiles.

El Gobierno iraquí anunció a finales de 2017 la derrota militar de la organización extremista, tras arrebatarle el control de las últimas áreas que controlaba en la frontera con Siria. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes