Diez personas han muerto en esta temporada en el Everest

Casi todo los años, descienden los reportes desde la montaña más alta del mundo y las conversaciones entre los equipos en el Campo Base se enfocan en la última persona que murió.

En el Everest, la tragedia es algo casi normal. Diez personas han muerto en accidentes en lo que va de esta temporada, cuatro más que lo que los funcionarios de montañismo esperan en un año típico.

El miércoles, rescatistas sherpas encontraron cuatro cadáveres en el interior de una tienda en el campamento más alto del Everest, lo que eleva a 10 los muertos en esta temporada de escalada a la montaña más alta del mundo, dijeron autoridades.

Los cuerpos fueron hallados por un equipo que estaba en la zona para recuperar el cadáver de un montañero eslovaco que murió durante el fin de semana, dijo Hemanta Dhakal, funcionario de turismo.

"Algunos años hay más y otros años hay menos, pero las muertes en la montaña son algo normal”, dijo Jiban Ghimire, que dirige una prominente compañía de expediciones, Shangrila Nepal Trek. La mayoría de le gente en el mundo del montañismo sabe que la tragedia va a tocarles de alguna forma. “Es la naturaleza de este trabajo. No podemos decir qué va a suceder en la montaña”, dijo.

"Yo he perdido a muchos amigos en la montaña, lo que es muy duro, pero esa es la realidad del montañismo”, dijo Ghimire.

Las condiciones climáticas en el Everest, que ya son de las más difíciles en el mundo, fueron especialmente duras este año.

"Este año fue más frío, y hubo más vientos y nieve que en años previos”, dijo Ang Tshering, presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal. “Incluso ahora los montañistas están teniendo problemas con las condiciones”.

Las identidades de los escaladores que estaban en la tienda siguen sin conocerse y otros rescatistas estaban dirigiéndose a la zona para conocer más detalles.

Mingma Sherpa, de Seven Summit Treks, que estaba coordinando la recuperación del cuerpo del alpinista eslovaco, explicó que sherpas rescatistas encontraron los cuatro cuerpos el martes por la noche.

Los cadáveres estaban en el Campamento 4 en el Collado Sur, a 8.000 metros de altura (26.247 pies), que es la última base antes de intentar llegar a la cima. Cualquier operación de rescate implicará la participación de varios sherpa, que bajarían los cuerpos al Campamento 2, donde pueden ser recuperados por un helicóptero.

El indio Ravi Kumar, el estadounidense Roland Yearwood, el eslovaco Vladimir Strba y el australiano Francesco Enrico Marchetti perdieron la vida durante el fin de semana. Otros dos deportistas habían muerto antes. La temporada de escalada comienza en marzo y se extiende hasta finales de mayo para aprovechar el mejor clima en el duro Himalaya.

Los peores años son aún más mortíferos. En el 2014, el año en que una avalancha arrasó con la cascada de hielo de Khumbu en el Everest, hubo 16 muertes. En el 2015, cuando un terremoto y una subsiguiente avalancha azotaron en la temporada, murieron 19.

En las últimas décadas se han introducido mejoras en los equipos de escalada, en las previsiones del tiempo y se han reducido otros peligros para los escaladores, manteniendo una tasa de mortalidad más baja que años antes.

Este año, el Departamento de Turismo nepalí emitió la cifra record de 371 permisos para escaladores. El aumento en el número de deportistas que intentarán la subida este año incluye a gente que regresa al Himalaya tras no haber podido ascender en 2014 y 2015.

Los escaladores que tenían permisos para 2014 podrán recibir otro gratuito hasta 2019, mientras que los que tenían para 2015 podían canjearlo solo hasta este año. Los permisos cuestan normalmente 11.000 dólares.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada