La policía usa gases lacrimógenos para dispersar a cientos de manifestantes en Ankara

La policía antidisturbios turca disparó el domingo gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua para dispersar a cientos de manifestantes en Ankara, al día siguiente de violentos enfrentamientos por el aniversario de las protestas de 2013.

La policía trató de dispersar a las cerca de 500 personas de la céntrica plaza de Kizilay que querían lanzar una manifestación en el lugar en el que un manifestante de 26 años murió tiroteado por la policía hace exactamente un año, indicó un fotógrafo de la AFP.

Ethem Sarisuluk fue una de las ocho víctimas mortales de los enfrentamiento de junio de 2013, en los que la policía reprimió con violencia una concentración para evitar la remodelación de un céntrico parque de Estambul.

"El asesino de Ethem es la policía AKP", gritaban los manifestantes en Ankara, en referencia al Partido para la Justicia y el Desarrollo (AKP) en el poder. "Esto es sólo el principio. Seguiremos luchando".

Los familiares de la víctima depositaron unas flores en el lugar en el que murió Ethem.

La víspera se habían registrado violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Estambul y en Ankara, en el primer aniversario de las protestas por el Parque Gezi.

Un año después de las protestas de 2013, la tensiones políticas siguen vivas a pesar de la victoria decisiva del AKP en las elecciones locales del pasado 30 de mayo que refuerzan la ambición del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, de presentarse en la presidencial de agosto.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7