La policía del pensamiento infunde temor en oeste de China

Es posible que decenas de miles de personas hayan sido internadas sin juicio previo en campos de detención secretos de China por presuntos delitos que van desde tener ideas extremistas a simplemente viajar o estudiar en el extranjero.

Las desapariciones son parte de un esfuerzo de las autoridades para utilizar las detenciones y la vigilancia basada en los datos online para imponer un estado policial digital en la región de Xinjiang, donde viven 10 millones de personas de minorías musulmanas de habla turca conocidos como uigures.

Los avanzados equipos de vigilancia monitorean los pasos de la gente, sus lecturas, con quienes hablan y lo que dicen. Y bajo un sistema opaco que trata prácticamente a todos los uigures como sospechosos potenciales, quienes contactan con familiares en el extranjero corren el riesgo de ser interrogados o detenidos.

El gobierno alega que su dura campaña es necesaria luego de una serie de ataques, incluyendo un apuñalamiento en una estación de tren que dejó 33 fallecidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7