Dos policías muertos en un atentado suicida en Argelia

Dos policías argelinos murieron este jueves cuando un kamkizae activó sus explosivos al intentar entrar en un edificio policial a 350 km al suroeste de Argel, en el segundo intento de atentado suicida contra esta fuerza desde principios de este año.

"Un terrorista que llevaba un cinturón de explosivos y (...) usando un arma, quiso penetrar en el recinto de la sede de la Seguridad de la wilaya [prefectura]", indicó la agencia de prensa oficial APS, citando a la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN, estado mayor de la policía argelina).

"La respuesta de los policías de servicio fue rápida y uno de ellos, en un acto de valentía, se lanzó sobre el asaltante [...] en la entrada de la sede de la Seguridad, perdiendo la vida, al mismo tiempo que el terrorista, a raíz de la explosión", señaló la agencia.

Otro policía que estaba de guardia, que también fue alcanzado por la explosión, falleció después a causa de sus heridas, indicó la misma fuente, que no aportó más detalles.

El atentado no fue reivindicado.

En febrero, el grupo yihadista Estado Islámico había reivindicado un ataque suicida, abortado, contra una comisaría de Constantina, a unos 430 km al este de Argel.

En aquella ocasión, un kamikaze intentó penetrar en una comisaría pero no pudo por los disparos de un policía, que activaron los explosivos que el asaltante llevaba encima.

En marzo de 2016, un individuo con un cinturón de explosivos fue abatido por la policía en la región de Tizi Uzu, al este de Argel. Y, en agosto de 2011, una treintena de personas resultaron heridas en un atentado suicida cometido contra una comisaría del centro de Tizi Uzu.

"La vigilancia parece haber bajado. Presentíamos que esto iba a ocurrir", reaccionó, después del atentado, un exalto responsable de los servicios de seguridad, que pidió el anonimato.

"Probablemente, es obra de elementos de Dáesh [acrónimo árabe del grupo Estado Islámico -EI], de argelinos que huyeron [...] de países en que los que este grupo está implantado y activo", explicó a la AFP.

Varios grupos armados islamistas siguen activos en Argelia, sobre todo en el este y en el sur del país, pese a la aprobación, en 2005, de una Carta por la Paz y la Reconciliación, con el fin de dejar atrás la guerra civil que dejó 200.000 muertos en los años 1990.

Suelen atacar a las fuerzas de seguridad argelinas, que prácticamente cada día anuncian arrestos, incautaciones de armas o la muerte de "terroristas" en "operaciones de registro y de rastreo" en las regiones rurales del país.

El último atentado de amplitud ocurrido en Argelia se remonta a enero de 2013, cuando el grupo islamista de los "Firmantes con sangre", del argelino Mojtar Belmojtar, tomó la planta gasística de In Amenas (1.300 km al sureste de Argel), en represalia por la intervención militar extranjera en el vecino Malí.

Cuarenta empleados y 29 atacantes fueron abatidos durante el asalto efectuado por el ejército argelino.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7