Dos policías muertos en suroeste colombiano

BOGOTA (AP). Dos policías murieron baleados el domingo en una plaza de mercado en el suroeste de Colombia, una región que en la víspera se vio sacudida por varios ataques simultáneos atribuidos a las FARC.

Pistoleros dispararon contra los dos agentes, quienes realizaban un patrullaje rutinario de seguridad en la plaza de la localidad de Suárez, en el departamento de Cauca y a unos 350 kilómetros al suroeste de Bogotá.

En el ataque también tres civiles resultaron con heridas leves, dijo en diálogo telefónico Geider Trujillo, secretario de gobierno de la alcaldía de Suárez.

"Estamos muy preocupados por la situación en el departamento del Cauca... hay mucha intranquilidad", dijo el funcionario de Suárez, un pequeño poblado de unos 19.000 habitantes dedicados a la agricultura y a la minería de oro.

Agregó que desconocen de momento quiénes pudieron ser los autores de los asesinatos y que creen es parte de un "plan pistola" o como denominan aquí las autoridades esas muertes de uniformados por parte de sicarios.

Indicó, sin embargo, que la situación pudo ser peor porque como cada fin de semana, en distintos poblados del país, los campesinos compran y venden sus productos en la plaza principal por lo cual el número de personas en los cascos urbanos suele ser mayor.

Agregó que el municipio no vivía una acto de violencia similar desde que en junio del 2010 tres agentes policiales murieron cuando el camión en que se desplazaba, ya en las afueras de Suárez, fue atacado por presuntos rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Las autoridades atribuyeron a las FARC una serie de ataques simultáneos ocurridos el sábado cerca del mediodía en al menos tres distintos municipios del norte del Cauca, cercanos a Suárez; y que dejaron un policía y dos civiles muertos.

Los mandos militares y de policía junto con el presidente Juan Manuel Santos sostendrán en la jornada en Popayán, capital del Cauca, una reunión para examinar la situación de seguridad de ese departamento, considerado como un paso clave --tanto para rebeldes, como narcotraficantes-- hacia el centro del país y hasta la costa del Pacífico.

El comando de las Fuerzas Militares ofreció una recompensa el sábado 100 millones de pesos (unos 55.000 dólares) por datos que lleven a la ubicación de alias "Jaimito", un cabecilla del Sexto Frente de las FARC, al cual se atribuyen los ataques de la víspera. El gobernador del Cauca, Guillermo González, ha dicho que la zona del norte del Cauca será reforzada con un batallón del ejército de 500 hombres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes