El presidente chino critica en Seúl el pasado militarista japonés

El presidente de China, Xi Jinping, recordó hoy en Seúl las agresiones del Imperio Japonés a su país y a Corea en la primera mitad del siglo XX, en un ambiente regional marcado por los roces diplomáticos con Tokio tras una polémica revisión de la constitución pacifista nipona.

"En la primera mitad del siglo XX los militaristas japoneses emprendieron brutales guerras de agresión contra China y Corea", criticó Xi en un discurso en la Universidad Nacional de Seúl, en su segundo y último día de visita oficial a la capital surcoreana.

El presidente chino recordó que tales guerras se saldaron "con la anexión de Corea y la ocupación de la mitad de la parte continental de China", un episodio histórico que todavía a día de hoy causa serios roces diplomáticos entre colonizador y colonizados.

En un aparente intento de cerrar filas con sus socios surcoreanos frente a Tokio, Xi enunció que "cuando la guerra contra Japón estaba en su momento más decisivo, los chinos y los coreanos compartieron su sufrimiento y se ayudaron entre sí con su sudor y sangre".

El presidente chino ofreció este jueves en una cumbre bilateral a su homóloga surcoreana, Park Geun-hye, celebrar "actividades conmemorativas conjuntas" con motivo del 70 aniversario de la liberación del dominio colonial japonés, que tendrá lugar el año que viene, según informó hoy el Ministerio de Exteriores de Pekín.

Esta propuesta y las alusiones de Xi Jinping al pasado colonial llegan después de que Corea del Sur y China acogieran con recelo la revisión de la Constitución de Japón impulsada por el presidente nipón Shinzo Abe.

La Carta Magna japonesa, redactada tras la derrota del país en la II Guerra Mundial, incorpora ahora el "derecho a la autodefensa colectiva", lo que para muchos supone el fin de su carácter esencialmente pacifista.

Aunque EEUU ha celebrado este cambio, ya que permitiría a Japón aportar tropas en los conflictos en los que estén envueltos el país norteamericano y la ONU, para la opinión pública de China y Corea del Sur supone un retroceso al pasado militarista de su vecino insular.

A pesar de que tanto Corea del Sur como China mantienen sólidos lazos económicos con Japón, los conflictos diplomáticos por asuntos históricos son bastante frecuentes. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7