¿Quién es el presidente designado de Honduras?

TEGUCIGALPA (AP). Roberto Micheletti, que fue designado presidente tras el derrocamiento del izquierdista Manuel Zelaya, está seguro que llegó al puesto no por un golpe militar, sino para restablecer la paz y la tranquilidad en su país.

"Estamos aquí para restablecer el respeto y bajo a promesa sagrada ante la patria, y por el honor de mi familia, de actuar con transparencia y honestidad", dijo en su primer discurso como mandatario.

Micheletti, de 60 años y de ascendencia italiana, reemplazó el domingo a Zelaya, de quien fue un fuerte crítico por los intentos presidenciales de reformar la constitución supuestamente para ser reelegido.

Desde hace 46 años Micheletti surgió al lado del ex presidente liberal Ramón Villeda Morales, depuesto en octubre de 1963 por un cruento golpe militar. En ese entonces él era un joven cadete de la Academia Militar de Tegucigalpa y Villeda lo tenía a su lado como miembro de la Guardia de Honor Presidencial.

Luego de la salida de Villeda, Micheletti se refugió en su pueblo natal de El Progreso, al norte del país, donde a pulso logró una carrera política. Allí desempeñó numerosos puestos en su partido hasta ser elegido congresista en 1980 y mantener esa posición hasta ahora.

En enero de 2006 lo designaron presidente del Congreso. Fue también gerente general de la telefónica estatal, entre 1999 y 2000. Algunos de sus allegados lo califican de "cacique" por ser legislador desde hace 29 años y atender los problemas de su provincia de Cortés, sobre el Caribe.

Participó como precandidato presidencial en los comicios primarios de noviembre de 2008, que perdió. Quien ganó fue su contrincante Elvin Ernesto Santos, ingeniero de profesión.

Es un empresario del transporte público con estudios en derecho en la Universidad Nacional Autónoma.

"No llego a esta posición bajo la ignominia de un golpe de Estado, llego como producto de un proceso de transición absolutamente legal", dijo en su discurso inaugural. "Mi tarea inmediata será la de trabajar incansablemente por restablecer la paz y la tranquilidad que hemos perdido".

Se ha propuesto además a unir la familia hondureña, separada por las frecuentes arengas de Zelaya de luchar por los pobres y criticar a los ricos y empresarios.

Sus amigos lo califican como "un viejo luchador del liberalismo" y es conocido por su carácter fuerte.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes