El presidente yemení regresó del exilio para supervisar contraofensiva

El presidente Abd Rabo Mansur Hadi regresó el martes a Yemen desde su exilio saudita, tras el lanzamiento de una vasta ofensiva apoyada por una coalición árabe contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán.

Hadi aterrizó en Adén, capital provisional del país, y se dirigió de inmediato al palacio presidencial para "supervisar" las operaciones que se proponen reconquistar la provincia de Taez (suroeste), señaló una fuente de la presidencia.

El primer ministro Jaled Baha había anunciado el domingo el arribo inminente del jefe de Estado y de todos los miembros del gobierno, "para ejercer sus funciones en el territorio yemení".

Hadi ya había tratado de volver a Yemen en septiembre, después de seis meses de exilio en Arabia Saudita.

Había viajado junto a Baha a Adén, reconquistada en junio por sus hombres en el marco de la operación liderada por los sauditas.

Pero tuvieron que volver al mes siguiente a Riad, tras un atentado contra el hotel donde se había instalado el gobierno.

Hadi declaró al puerto de Adén capital provisional de este país del sur de la Península Arábiga tras conseguir huir en febrero de Sanaa, donde los rebeldes lo habían confinado a arresto domiciliario.

Marchó al exilio en marzo, cuando la coalición árabe lanzaba una intervención de apoyo a su gobierno, reconocido por la comunidad internacional.

Unas 5.000 personas, más de la mitad de ellas civiles, murieron desde el inicio de la intervención, según Naciones Unidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7