Los presidentes africanos aprueban crear una fuerza de intervención rápida

La XXIII Cumbre de la Unión Africana (UA) fue clausurada hoy en Guinea Ecuatorial con el compromiso de los principales líderes del continente para la aprobación de la Agenda 2063, un proyecto integral para el desarrollo de África durante los próximos 50 años, y la creación de una fuerza de intervención rápida para la solución de conflictos.

La cumbre, que tuvo lugar en Sipopo, en las inmediaciones de Malabo (Guinea Ecuatorial), quedó clausurada por el discurso del presidente saliente de la UA y jefe de Estado de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, que estuvo dedicado, entre otras cuestiones, al acuerdo militar continental.

El presidente saliente de la UA anunció también el compromiso de los países africanos de invertir un 10 % de sus beneficios nacionales en la producción agrícola y la creación de una fuerza de intervención rápida que permita frenar conflictos y guerras en el continente.

El discurso de clausura de Olud Abdel Aziz estuvo además dedicado a los esfuerzos del Consejo de Paz y Seguridad de África, que este año celebra su décimo aniversario.

Otros acuerdos alcanzados en esta cumbre han sido la inversión en infraestructuras, la apuesta por el buen control y el manejo del agua, la creación de zonas de libre comercio o la lucha contra la piratería marítima.

La sanidad, que también ha ocupado el espacio de debate de los principales líderes africanos, ha estado centrada en la lucha contra la malaria, la tuberculosis y el sida, una enfermedad que castiga especialmente a las mujeres y los niños del continente y que mata a un millón de personas al año.

Los miembros de la UA también han acordado poner los medios para prevenir la muerte materno-infantil que afecta a toda una generación de africanos.

En esta cumbre, que ha tenido como tema "año de la agricultura y de la seguridad alimentaria", han participado un total de 52 jefes de Estado y de Gobierno, entre los que se encontraron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el presidente del Estado Palestino, Mahmoud Abbás y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La Agenda 2063, uno de los principales logros de esta reunión según los asistentes, consiste en un proyecto integral para el desarrollo de África durante los próximos 50 años.

Los objetivos principales de esta agenda son, entre otros, el impulso en materia de desarrollo a nivel continental, el progreso tecnológico y la creación de una nueva generación panafricana comprometida con los ideales del renacimiento de África.

Los asistentes a la XXIII Cumbre de la Unión Africana apoyaron un continente más unido y fuerte, capaz de reunir apoyo en torno a una agenda común y crear un discurso único con capacidad para negociar y resistir la influencia de fuerzas externas que, según los líderes de la UA, quieren ver el continente dividido.

En esta cumbre se han aprobado los informes del Consejo de Paz y Seguridad, los de financiación de la Unión Africana y los relacionados con la implementación de la estrategia africana integral para mares y océanos para 2050.

Los miembros de la UA también han dado estos días luz verde al proyecto de protocolo para el establecimiento del Fondo Monetario Africano, cooperación transfronteriza y seguridad informática, elaborado por el Consejo Ejecutivo de este organismo internacional.

Así mismo la carta africana de los valores y principios de la descentralización, gobernabilidad local y desarrollo local ha recibido el visto bueno de los asistentes.

Respecto al sector turístico, la UA ha acordado difundir la imagen de África en el mundo y desarrollar el turismo continental.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7