Papa dio primera comunión a 245 niños en la católica Rakovski, en Bulgaria

El papa Francisco viajó hoy a Rakovski, la localidad búlgara en la que se concentra un tercio de los católicos del país, donde dio personalmente la primera comunión a 245 niños procedentes de todo el país, durante su segunda jornada de su viaje a Bulgaria.

Celebró una misa en este pequeño pueblo búlgaro de 17.000 personas en la iglesia del Sagrado Corazón y a la que asistieron cerca 10.000 fieles llegados de varias partes del país, y la mayoría tuvieron que seguir fuera del templo la ceremonia gracias a las pantallas instaladas.

Dentro de la pequeña iglesia sólo estaban los catequistas y los niños y niñas, entre 8 y 9 años, vestidos con sus túnicas iguales y las pequeñas con flores blancas en el pelo, a los que el papa Francisco dio uno a uno la comunión.

El papa argentino con este gesto llevó su cercanía a la pequeña comunidad católica del país, de cerca 68.000 personas, y que representa menos del 1 % de la población búlgara.

"Vosotros, queridos niños y niñas, habéis venido aquí de todas partes de esta 'Tierra de las rosas' para participar en una fiesta maravillosa, que estoy seguro no olvidaréis nunca: vuestro primer encuentro con Jesús en el sacramento de la Eucaristía", les dijo a los niños.

Y les instó a "rezar siempre con el entusiasmo y la alegría que tenéis hoy" y recordó que "este es el sacramento de la Primera Comunión y no de la última".

En esta jornada en Rakovski, el papa también visitará la iglesia de San Miguel Arcángel para un encuentro con la comunidad católica búlgara.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes