Ocho años de prisión a exministro de Interior de Guatemala por corrupción

Un tribunal guatemalteco sentenció este jueves a ocho años y seis meses de prisión al exministro del Interior Mauricio López Bonilla, al encontrarlo culpable de la contratación anómala de 47 vehículos blindados por unos 4,3 millones de dólares durante su gestión, informó la Fiscalía.

López Bonilla "fue condenado a ocho años y seis meses de prisión inconmutables por el delito de fraude", dijo a periodistas Julia Barrera, vocera del Ministerio Público.

El exfuncionario fue titular de la cartera del Interior y hombre de confianza del expresidente Otto Pérez (2012-2015), quien se encuentra en prisión preventiva desde hace tres años a la espera de juicio luego de renunciar por un caso en el que está acusado de ser el cabecilla de una red de fraude aduanero.

Según las investigaciones, López Bonilla aprobó entre 2014 y 2015 las "suscripciones anómalas" con una empresa que no cumplía con los requisitos para entregar en arrendamiento a la institución de seguridad pública 47 carros blindados por medio de cinco contratos.

En el caso se determinó que autoridades del Ministerio del Interior alteraron los términos para la prestación del servicio y favorecer a la empresa Multiservicios Exclusivos, originalmente constituida como una discoteca móvil, señaló Barrera.

Junto con López Bonilla fue sentenciado su exviceministro Manfredo Pacheco a una pena similar, mientras que el tribunal absolvió al exdirector de la policía Walter Vásquez.

López Bonilla se encuentra en prisión desde 2016 tras ser capturado por varios casos de corrupción, entre ellos el regalo de un helicóptero al expresidente Pérez, supuestamente adquirido con fondos ilícitos.

"La justicia está politizada y no podía esperar otra cosa", declaró Bonilla, según consignó el rotativo Prensa Libre, y aseguró que apelará la sentencia.

El exfuncionario también enfrenta un pedido de extradición de Estados Unidos por cargos de narcotráfico, petición que fue aprobada por la justicia guatemalteca hace un año pero el traslado solo puede concretarse cuando solvente su situación jurídica en Guatemala.

Estados Unidos también requirió la extradición por tráfico de drogas a la exvicepresidenta Roxana Baldetti (2012-2015), quien se encuentra en prisión a la espera del juicio por el fraude en las aduanas y otros escándalos de corrupción.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes