No hay pruebas de que Mubarak ordenara disparar a la multitud

EL CAIRO (AFP). El abogado de Hosni Mubarak alegó el martes la falta de pruebas que demuestren que el ex presidente egipcio, para el cual la fiscalía pidió la pena capital, haya ordenado disparar contra la muchedumbre durante la revuelta contra su régimen hace casi un año.

"Se trata de un hombre respetable, que no es impulsivo ni agresivo", declaró en la barra Farid el Dib, a quien la corte encargada de juzgar al ex jefe del Estado otorgó cinco días para presentar los argumentos de la defensa.

"No hay ninguna prueba de que haya dado la orden de abrir fuego contra los manifestantes", el principal cargo en su contra, y por el cual los procuradores pidieron la pena capital, agregó.

Este abogado se refirió fundamentalmente a los testimonios del jefe del Consejo Militar, actualmente en el poder, el mariscal Husein Tantaui, y del jefe del servicio de inteligencia de la época, Omar Suleimán, afirmando que no tenían conocimiento de dichas órdenes.

Durante la sublevación popular, a principios de 2011, el mariscal Tantaui era el ministro de Defensa de Mubarak.

Suleimán y él fueron interrogados a puerta cerrada por el tribunal en septiembre pasado, y los abogados ya confirmaron que en sus declaraciones habían asegurado que Mubarak no ordenó disparar contra los manifestantes.

Este abogado también refutó los argumentos de las partes civiles y de la acusación, que presentaron a Mubarak como un autócrata corrupto, destacando su larga carrera al servicio del ejército --fue comandante de la Fuerza Aérea-- y del país.

"Es un hombre justo y no un dictador. Obtuvo las condecoraciones más elevadas, y un hombre como él no puede ser responsable de actos criminales como de los que se le acusa", agregó Farid el Dib, según un corresponsal de la AFP que asistió a la audiencia.

"Yo soy el abogado de quien sirvió a Egipto durante 60 años, 30 años en las fuerzas armadas y 30 años en la presidencia de la República", sostuvo.

La televisión estatal difundió imágenes de Mubarak, de 83 años, llegando nuevamente en una camilla al tribunal, instalado en una escuela de policía en las afueras de El Cairo.

El 5 de enero, los procuradores pidieron la pena capital para el ex presidente, pues lo consideran responsable de la muerte de manifestantes durante la revuelta contra su régimen, en enero y febrero de 2011.

Unas 850 personas perdieron la vida durante el levantamiento de los dos primeros meses de 2011, según las cifras oficiales.

Los fiscales también destacaron la responsabilidad política de Mubarak en la represión, afirmando que al menos debería haber intervenido para poner fin a los disparos.

No obstante, la acusación se quejó de la falta de cooperación de las nuevas autoridades en la investigación sobre los cargos atribuidos al ex mandatario. Los abogados de las partes civiles, a su vez, denunciaron un proceso "de descargo" del ex presidente.

También se pidió la pena capital para su ministro del Interior de la época, Habib el Adli, y para seis ex altos jerarcas de la seguridad, juzgados al mismo tiempo que Hosni Mubarak.

Los dos hijos del ex presidente, Alaa y Gamal, que también son juzgados, se enfrentan al igual que su padre a acusaciones de corrupción que pueden ser castigadas con 15 años de cárcel.

Los abogados de la defensa tienen hasta mediados de febrero para presentar sus alegatos en los casos de todos los inculpados.

El proceso comenzó el 3 de agosto pasado. Mubarak es el primer dirigente derrocado por la ola de revueltas de la Primavera Árabe que comparece ante los magistrados.

Debido a su estado de salud, actualmente se encuentra bajo detención provisoria en un hospital militar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes