El papa recula, acepta renuncia de divisivo obispo nigeriano

El papa Francisco dio marcha atrás y aceptó la renuncia de un obispo nigeriano rechazado durante años por los sacerdotes de su diócesis de Ahiara.

La decisión se anunció el lunes, después de que el papa diera en junio un duro ultimátum a los sacerdotes de Ahiara, advirtiendo que podrían perder sus empleos si no le obedecían y aceptaban a Peter Okpaleke como su obispo.

No estaba claro cuántos de ellos acataron su decisión y prometieron por escrito aceptar a Okpaleke. Pero el Vaticano anunció el lunes la renuncia del obispo y que Francisco había nombrado a monseñor Lucius Iwejuru Ugorji como administrador temporal de la diócesis.

El caso fue una prueba para la autoridad del papa y ha recordado a otro polémico nombramiento en las noticias sobre el obispo chileno Juan Barros. Barros ha sido rechazado por muchos fieles y sacerdotes de su diócesis.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes