La rosa de Ecuador, hermosa y sabrosa

PUJILÍ, Ecuador (EFE). Conocida por su calidad, belleza y aroma, la rosa ecuatoriana ha pasado de ser un elemento decorativo y un comodín de los enamorados a exótico ingrediente que se usa ya en restaurantes de España, Estados Unidos, Perú y Ecuador.

Cuidadosamente cultivadas a unos 2,800 metros de altura y acariciadas por la línea ecuatorial, las "rosas comestibles" de la empresa Nevado, del español Roberto Nevado, deben su calidad a la cantidad de luz solar que reciben, la altura y un meticuloso cuidado manual.

¿A qué saben?...A rosas, no hay nada que se les parezca, aunque a algunos les recuerdan a manzanas verdes o a algo agridulce. Se usan en platos fuertes, ensaladas, postres y salsas en base a esencias de rosas, y también son ingrediente en vinagre y chocolates.

El chef Hugo Tigselema cree que su peculiar sabor y su elegancia en la presentación son elementos básicos "para conquistar a una mujer". Para probarlo, en menos de veinte minutos prepara un exquisito mousse de maracuyá con pétalos picados, y baña otros en una fuente de chocolate que ofrece afanoso.

Tilapia a la naranja, con rosas, legumbres, champiñones salteados y en soufflé es una de las recetas que comenta Tigselema, quien sostiene que "nada se le resiste" a las rosas, aunque evita usarlas en sopas, pues en la cocción pueden perder su color, uno de sus atractivos.

"Hay que comer flores para conquistar el amor", asegura el chef en medio de las instalaciones de Nevado, en el cantón de Pujilí, provincia de Cotopaxí, en los Andes ecuatorianos.

Ricas en carbohidratos y vitaminas C y B, las rosas comestibles son "cien por ciento orgánicas. Es decir (en su producción) no se usa pesticidas, fertilizantes ni químicos", dijo Miguel Sansur, administrador de la finca, ubicada a unas dos horas de Quito.

Explicó que para combatir pestes y enfermedades se hace un control manual y se utilizan plantas naturales: manzanilla, menta, marco, ajo, cebolla, ají y ortiga.

Además, el ingeniero agrónomo Telmo Suárez señaló que para combatir ácaros perjudiciales incorporan otros benéficos y para eliminar plagas bañan las matas o colocan plásticos con sustancias pegajosas naturales en las que quedan los insectos.

Asimismo, usan compuestos de alfalfa, estiércol, melaza, pétalos y agua, así como humus de lombriz para combatir plagas, que también ahuyentan con la subida y bajada de cortinas de los invernaderos, de forma que entre el aire, pero al mismo tiempo se mantenga una temperatura de unos 35 grados.

Sansur comentó a Efe que el cultivo de las rosas orgánicas implica mucha "convicción y filosofía de responsabilidad social y ambiental. No es fácil el manejo biológico de un cultivo, cualquiera que éste sea".

"Nevado" pretende que sus flores orgánicas se conviertan con el tiempo en, por así decirlo, un vegetal más.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes