El mundo sigue sin estar preparado para pandemias, según el Banco Mundial

La mayoría de países siguen sin estar preparados para afrontar una pandemia, pese a los avances registrados tras las últimas epidemias de ébola en África occidental y de zika en América Latina, según las conclusiones de un grupo de trabajo sobre su financiación creado por el Banco Mundial.

El estudio ha sido publicado hoy coincidiendo con la Asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), su principal órgano de decisión que reúne a los 194 Estados miembros de la institución en Ginebra, hasta el próximo día 31.

Entre las principales aportaciones del estudio figura la constatación de que el mundo "sigue haciendo demasiado poco para financiar las acciones recomendadas para reforzar la preparación para pandemias".

La preparación ante una pandemia permite prevenir, detectar y responder a la propagación de una enfermedad humana o procedente de animales de granja que están en contacto cercano con el ser humano.

En las últimas décadas, la frecuencia de las pandemias ha ido en aumento y la última que ha surgido el pasado mes es otra de ébola en la República Democrática del Congo, la octava en este país desde que se descubrió la enfermedad en 1976.

Hasta ahora, solo 37 países han logrado completar una evaluación sobre sus capacidades para afrontar tales situaciones, sus debilidades y necesidades, mientras que 162 países no lo han hecho.

El costo de esta preparación es de un dólar por habitante en los países de ingresos medios y bajos.

El Banco Mundial recuerda en su estudio que la inversión insuficiente en la preparación para pandemias no sólo pone vidas en riesgo, sino que también es muy malo para las economías.

Los datos más conservadores indican que una pandemia puede destruir entre el 0,1 y el 1 % del Producto Global Bruto.

Otros trabajos económicos indican que el coste global anual de una pandemia moderadamente severa a severa es de 570.000 millones de dólares o el 0,7 % del ingreso global.

"La preparación a nivel nacional es la primera línea de defensa contra la amenaza de una pandemia y, por esta razón, es la base de la seguridad sanitaria universal", dijo el presidente del grupo de trabajo del Banco Mundial, Peter Sands, citado en un comunicado. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7