Los traficantes de pangolines abren nuevas rutas, según un estudio

El tráfico de pangolines es un problema difícil de resolver para las autoridades ya que constantemente se crean nuevas rutas para evitar los controles, mostró un estudio publicado este viernes, que muestra los desafíos a la hora de controlar el comercio de esta especie.

Al menos 20 toneladas de pangolines o de restos de este mamífero son requisados cada año y los contrabandistas buscan evitar los controles abriendo nuevas rutas, advirtió un estudio realizado por la oenegé Traffic y la Universidad de Adelaida en Australia.

Este animal, característico por estar recubierto de escamas, es muy cotizado por su anatomía y también es un ingrediente de muchos tratamientos de medicina tradicional en China y en Vietnam, y es usado por curanderos en África.

El año pasado fue prohibido el comercio internacional de este esquivo mamífero en una reunión celebrada en Sudáfrica, pero los activistas afirman que hay pocos signos de que el contrabando haya disminuido.

El estudio midió los decomisos entre 2010 y 2015, considerando los casos en los que había tráfico internacional, y determinó que al menos 120 toneladas de pangolines, partes o escamas del animal han sido requisadas en este periodo.

Pero la investigación también reveló que hay 27 nuevas rutas de tráfico que son creadas cada año, destacando la alta movilidad de las redes de contrabando.

"Esto ilustra la gravedad de la descomunal cantidad de pangolines que son traficados y la agilidad de los traficantes que se adaptan rápido, en respuesta a los refuerzos de las acciones", dijo Kanitha Krishnasamy, directora adjunta de la oenegé Traffic para el sudeste asiático.

El estudio registró que hay 1.270 puntos fronterizos donde se han requisado pangolines, lo que involucra a 67 países y territorios.

sr/kaf/an

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7