Sin tregua, México busca desenterrar sobrevivientes tras devastador sismo

Las labores de rescate continuaban este miércoles en la capital de México donde hay esperanza de rescatar con vida a una niña atrapada bajo los escombros de su escuela, desplomada por el violento terremoto del martes, en el que murieron al menos 225 personas.

Entre las ruinas de la escuela Rebsamen, donde fallecieron 21 niños y cinco adultos, los socorristas han logrado ubicar mediante un escáner térmico a una pequeña viva bajo los escombros.

Hasta ahora, 11 niños y al menos una maestra han sido sacados con vida de la escuela colapsada.

"Estamos muy, muy cerca de personas que podrían estar vivas. Estamos trabajando junto con cámaras térmicas y unidades caninas", dijo a la AFP por teléfono Pamela Díaz, una panadera de 34 años que desde el martes trabaja en el rescate.

Del total de fallecidos, 94 eran de Ciudad de México, 71 del estado de Morelos, 43 en Puebla, 12 en Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

En las calles de Ciudad de México, decenas de personas esperan en medio de la angustia noticias de sus familiares que aún no aparecen.

En el barrio Condesa, Karen Guzmán está sentada en una banqueta, de espaldas a uno de los edificios colapsados porque no soporta ver las labores de rescate de unas 30 personas que podrían estar vivas bajo los escombros.

A un costado, hay dos postes de luz donde fueron colocadas las listas de personas rescatadas que se actualiza de tanto en tanto, pero en ellas no figura el nombre de su hermano Juan Antonio Guzmán, de 43 años, un contador que estaba en el último de los cuatro pisos del edificio de oficinas.

"Mi mamá lo está buscando en hospitales porque no confiamos en esas listas. A veces creo que nadie sabe nada", dice en un vaivén de desesperanza y furia.

"Tiene que estar vivo, yo sé que lo van a sacar", añade con apenas un hilo de voz.

Muy cerca de ella, Marta Laura Hernández, de 39 años, aguarda noticias del padre de sus tres hijos de 6, 7 y 13 años.

"Ya me dijo uno de sus compañeros que vio que él no logró salir y que se quedó atrapado junto con otras 50 o 60 personas, me contó también que el edificio se derrumbó casi al inicio del sismo, fue algo súbito", alcanza a decir antes de quebrarse en llanto.

Mientras los familiares van y vienen de hospitales, en las redes sociales se organizan brigadas de voluntarios con bicicletas, motocicletas y a pie que piden donaciones: maquinaria para remover los grandes pedazos de cemento y medicamentos que van desde analgésicos hasta morfina y oxígeno.

En Ciudad de México colapsaron 39 edificios, según el alcalde Miguel Ángel Mancera, quien aseguró que salvo en unos cinco donde se determinó que no hay personas atrapadas, se mantienen las labores de rescate.

El alcalde destacó que al menos 40 personas fueron rescatadas vivas de dos de los edificios desplomados y que unas 600 construcciones serán revisadas para verificar el estado de sus estructuras.

Tras el sismo del martes de 7,1 grados de magnitud, se han registrado numerosas réplicas.

"Si no se sienten seguros, la recomendación es no quedarse entonces en la vivienda", advirtió Carlos Valdés, director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Las clases fueron suspendidas hasta nuevo aviso mientras que empresas y oficinas públicas trabajan con el personal esencial.

La energía eléctrica ya fue casi totalmente restablecida en Ciudad de México, así como en los estados vecinos de Morelos y Puebla, donde también prosiguen las labores de rescate.

Al término de la audiencia general este miércoles en el Vaticano, el papa Francisco elevó una plegaria por los mexicanos.

"En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mexicana", dijo Francisco en español.

También la Unión Europea expresó sus condolencias y ofreció ayuda de emergencia.

En tanto, el canciller mexicano Luis Videgaray tomó la palabra de forma imprevista el miércoles en la Asamblea General de la ONU para informar que la ayuda internacional estaba en camino.

Chile y El Salvador enviaron los primeros contingentes de socorristas.

México se ubica entre cinco placas tectónicas cuyos movimientos lo convierten entre los países con mayor actividad sísmica en el mundo.

El pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8,1, el más fuerte en un siglo en México, causó 96 muertos y más de 200 heridos en el sur del país, especialmente en los estados de Oaxaca y de Chiapas.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7