Río en Houston sube de nivel

Las autoridades prevén que el desbordado río Houston siga aumentando su nivel en los suburbios y se quede alto durante el fin de semana, por lo que han sugerido que las personas que viven cerca de su margen se retiren.

Las autoridades de Control de Inundaciones del condado de Harris no han ordenado retirarse a los residentes de las subdivisiones a lo largo del afluente oeste del río San Jacinto, pero han dicho que no sería una mala idea.

La vocera Kim Jackson dijo el miércoles que el distrito vigila la situación y está trabajando para alertar a los residentes sobre posibles daños. Dijo que el agua liberada de la presa de Lake Conroe ha contribuido al aumento, al igual que el agua de dos arroyos desbordados.

La zona tiene antecedentes de inundaciones y muchas casas están elevadas sobre pilotes o bases.

3:30 p.m. Este ha sido el mes más húmedo del que se tenga registro para Texas, y todavía faltan varios días de lluvia.

La Oficina Meteorológica Estatal en la Universidad A&M de Texas anunció el miércoles que un promedio de 19 centímetros (7,5 pulgadas) de lluvia ha caído en Texas en mayo. El récord anterior era de 17 centímetros (6,6 pulgadas), en 2004.

John Nielsen-Gammon, meteorólogo estatal, dijo que las tormentas continuas durante los últimos días han contribuido a récords de lluvia en el estado.

La zona con mayores precipitaciones ha sido de Dallas-Fort Worth al río Rojo, donde algunos lugares han recibido más de 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia.

Las tormentas recientes han causado inundaciones generalizadas y han provocado la muerte de al menos 15 personas en Texas y cuatro personas más en Oklahoma. En Texas siguen desaparecidas otras 12 personas.

1:40 p.m. Las autoridades estiman que entre 800 y 1.400 casas en el área de Houston sufrieron daños por las tormentas e inundaciones recientes.

El portavoz del Manejo de Emergencias del Condado Harris, Francisco Sánchez, señaló el miércoles que en la zona de Houston hay cerca de 1.400 casas con cierto nivel de daños. Michael Walter, vocero de la Oficina de Manejo de Emergencias de la ciudad, redujo ese estimado a unas 840 construcciones.

Sánchez señaló que cerca de 70 casas en zonas no incorporadas del Condado de Harris también resultaron afectadas.

Las tormentas han provocado grandes inundaciones en varias partes de Texas y se les ha culpado por la muerte de al menos 15 personas y más de una docena de desaparecidos. También se les achaca la muerte de cuatro personas en Oklahoma.

12:10 p.m. Kenneth Bell, coordinador del manejo de emergencias en San Marcos, señaló el miércoles que 744 casas en San Marcos se vieron afectadas o destruidas durante el fin de semana largo, cuando el río Blanco se desbordó hasta alcanzar casi 14 metros (45 pies). Hogares en Wimberley y otras comunidades cercanas también sufrieron daños masivos, así como construcciones al sureste del estado, incluyendo Houston.

Bell informó de la muerte de tres personas a causa de las inundaciones en el Condado de Hays, dos hombres y una mujer, y que hay más de 100 personas involucradas en operaciones de búsqueda, misma que se ha dificultado por las amenazas de tornados, inundaciones y otras inclemencias.

Bell dijo que han lidiado con inundaciones regulares desde el 4 de mayo.

11:45 a.m. Autoridades del sur de Texas siguen buscando a una mujer de 73 años, cuyo auto fue descubierto en una zanja sumergida por las inundaciones.

La oficina de la policía del Condado de Fort Bend, señaló el miércoles que el auto de Alice Tovar fue encontrado la tarde del martes en la zona de Rosenberg, a unos 56 kilómetros (30 millas) al suroeste de Houston.

La oficina de la jefatura de policía señaló que la hija de Tovar salió a buscarla tras enterarse que el auto de su madre no estaba estacionado en la tienda donde trabaja. Encontró el auto sumergido en la ruta que su madre toma para ir a trabajar y que un conductor que transitaba por el lugar utilizó su camión para sacar el automóvil de la zanja. Tovar no estaba al interior del vehículo.

10:45 a.m. La policía informó que ha pasado la amenaza del desbordamiento de una presa al suroeste de Dallas.

El capitán de policía de Midlothian, John Spann, dijo la mañana del miércoles que seguía entrando agua a la presa subterránea en el Lago Padera, cerca de Midlothian, pero que el volumen ha disminuido. Se han recibido fuertes lluvias en la zona.

Personal de emergencias tenía planeado cerrar la carretera 287 en caso de que la presa se rompiera, debido a que pudo haberla inundado con hasta 60 centímetros (dos pies) de agua. También estaban amenazadas varias casas en la zona rural.

Midlothian está a unos 40 kilómetros (25 millas) al suroeste de Dallas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes