Un hiyab como uniforme escolar para niñas levanta polémica en el Reino Unido

La venta de un "hiyab" o velo islámico como uniforme escolar para niñas en la cadena de grandes almacenes británica Marks & Spencer ha levantado polémica en el Reino Unido y las críticas de algunas asociaciones británicas.

En su sección "Esenciales para el colegio", la cadena de tiendas minoristas ofrece por seis libras (6,84 euros) a través de su página web la prenda, que cubre la cabeza y los hombros, en colores negro y azul oscuro.

El director del Centro de Investigación para la Educación y el Empleo (CEER, en inglés) de la Universidad de Buckingham, Alan Smithers, señaló al diario "The Telegraph" que esos grandes almacenes están "obviamente respondiendo al mercado" al ofrecer ese producto.

"Aún así, estoy sorprendido de que los 'hiyabs' sean parte del uniforme escolar, porque tenemos la esperanza de que las escuelas promuevan una sociedad integrada con unos valores comunes. El 'hiyab' tiende a separar a los niños", sostuvo Smithers.

Un portavoz de la cadena de grandes almacenes indicó por su parte a los medios que sus tiendas "proveen uniformes a medida para 250 escuelas en todo el país".

"Ellos nos dicen qué prendas necesitan como parte de su lista de uniformes escolares. Este año, diversas escuelas han pedido que exista la opción del 'hiyab", indicó esa fuente.

Maajid Nawaz, fundador del grupo de pensamiento contra el extremismo Quilliam, criticó en Twitter la decisión de la cadena.

"Están en su derecho de elegir el beneficio por delante de los valores, pero también es nuestro derecho criticarles por hacerlo. A las niñas se les dice que es inmodesto mostrar su cabello", sostuvo.

En una carta de una lectora publicada por el diario "The Independent", Iffat Mirza advirtió de que "politizar" el uso del velo islámico "aviva el fuego de los delitos de odio y genera discordia social".

"El que se debata constantemente significa que se politizan las vidas y los derechos fundamentales de aquellos que no desean nada más que practicar su religión en un país en el que la libertad religiosa y de creencias es uno de los grandes valores de nuestra democracia", opinó Mirza.

El Ministerio de Interior británico informó hoy de que los delitos de odio motivados por razones religiosas aumentaron un 40 % en Inglaterra y Gales este año, y de que el 52 % de esos delitos fueron cometidos contra musulmanes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes