El uribismo pasa en minutos de la euforia al silencio

De la euforia a la decepción en cuestión de minutos pasaron centenares de seguidores del candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga al conocer la derrota del uribismo hoy en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

La tarde empezó con optimismo en el centro de convenciones Gonzalo Jiménez de Bogotá, donde se dieron cita los seguidores del candidato, animados por una banda de músicos y por los "jingles" de campaña del aspirante del Centro Democrático, cuando el primer boletín oficial de resultados le daba la victoria.

Pero pasados 20 minutos, cuando los resultados consolidados apuntaban a una derrota, un manto de silencio cayó sobre el recinto.

"Esos resultados son de Cali, donde sabemos que perdemos", decía una mujer tratando de justificar los primeros numeros favorables al rival de Zuluaga, el presidente Juan Manuel Santos, mientras el animador de la fiesta recordaba que al igual que en el fútbol, el resultado final es el que cuenta, pero de nada valió.

Cuando se anunció que con el 75% de los votos escrutados que la ventaja de Santos sobre Zuluaga se ampliaba, la multitud empezó a abandonar el recinto, sin esperar la llegada del candidato para escuchar sus palabras.

Entre los asistentes que salieron cabizbajos estaba un grupo de miembros de la oposición venezolana que se fueron lamentando la derrota de Zuluaga.

Con el 99,23 % de los votos escrutados, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, obtuvo el 50,90 % de los votos frente a Zuluaga, que consiguió el 45,04 %.

Estos datos, que marcan una diferencia de casi 900.000 votos, hacen de Santos el ganador de las elecciones y le dan cuatro años más de Gobierno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7