El vicepresidente de Ecuador prefiere ir a la cárcel antes que huir por Odebrecht

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, vinculado a una investigación penal por la millonaria trama de sobornos de la brasileña Odebrecht, dijo el viernes que a pesar de ser inocente prefiere ir a la cárcel antes que huir de manera "cobarde".

"Yo no voy a huir, yo prefiero ir a la cárcel siendo inocente que huir como un cobarde sin tener responsabilidad alguna en los hechos que pretenden imputarse en mi contra", declaró Glas en rueda de prensa en la sede de la vicepresidencia.

Agregó que "yo aquí me quedo, enfrentando este proceso judicial y poniendo la cara delante de todas las personas y todos los ciudadanos a quienes represento".

Glas, a quien el presidente Lenín Moreno despojó de sus funciones en medio de un enfrentamiento que ha colocado al oficialismo al borde de una ruptura, es acusado por Jose Conceicao Santos Filho, un delator de Odebrecht, de haber recibido sobornos por 16 millones de dólares de la constructora brasileña a través de un tío del funcionario, que está bajo arresto preventivo.

El vicepresidente, quien aún no enfrenta cargos en la investigación penal por un supuesto delito de asociación ilícita impulsada por la Fiscalía y en la que la Procuraduría (abogado del Estado) pide una reparación por 40 millones de dólares, niega las acusaciones.

Glas manifestó que "el único que a estas alturas ha vertido una acusación en mi contra es Jose Santos", exdirectivo de Odebrecht en Ecuador a quien tildó de "corrupto confeso" y que, agregó, no ha presentado pruebas.

"Este ladrón de Odebrecht, corrupto y corruptor de una empresa corrupta y corruptora, que busca hundir al resto para bajar su pena", añadió.

El funcionario señaló que el delator de Odebrecht, quien está en Brasil y colabora con la indagación ecuatoriana, tiene que "responder probablemente por la plata que ha repartido o dice haber repartido de manera perversa" en el país.

Glas, quien desde 2007 estuvo a cargo de sectores estratégicos en el gobierno del exmandatario Rafael Correa y desde 2013 es vicepresidente, tiene prohibida la salida del país.

El caso Odebrecht en Ecuador se destapó en diciembre pasado luego de la revelación del Departamento de Justicia de Estados Unidos de que la firma pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

Desde entonces, hay una decena de detenidos en el país. Además de un tío de Glas -que habría actuado en los hechos de corrupción tomándose el nombre de su sobrino-, en la lista figura un exministro de Electricidad de Correa (2007-2017).



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7