La votación en Antigua y Barbuda transcurre con calma y afluencia normal

Las primeras horas de votación en las elecciones generales del pequeño territorio caribeño de Antigua y Barbuda transcurren hoy con calma y afluencia normal a las urnas por parte de la población de esta antigua colonia británica que no alcanza los 90.000 habitantes.

Los colegios electorales abrieron sus puertas en las 17 circunscripciones a las 06.00 hora local (10.00 GMT) y cerrarán a las 18.00 (22.00 GMT) para recibir a las cerca de 47.000 personas registradas, que serán las encargadas de elegir para los próximos 5 años al primer ministro y a los 17 miembros de la Cámara de Representantes.

Los medios locales informaron de una total normalidad durante las primeras horas de la votación, aunque el comisionado de la Policía de Antigua y Barbuda, Vere Browne, señaló que investigará cualquier denuncia de violación de la normativa electoral por difusión de propaganda el mismo día de los comicios.

La oposición denunció un supuesto vaciado de información sensible de varias oficinas gubernamentales durante la pasada noche, acusación que el diputado del partido en el poder Harold Lovell catalogó de propaganda, mientras que Browne dijo no disponer de datos al respecto.

La prensa local informó de que, a través de mensajes de texto a los celulares, algunos ciudadanos estaban recibiendo mensajes de los dos principales partidos, el gobernante Partido Progresista de Antigua (UPP, por su sigla en inglés) y el opositor Partido Laborista de Antigua (ALP).

Aunque constitucionalmente las elecciones tendrían que haberse celebrado en marzo pasado, el Ejecutivo retrasó la fecha al aducir que una reclamación del ALP relacionada con el proceso de registro de electores impedía fijar los comicios.

Apenas hay sondeos de intención de voto para las elecciones de hoy, salvo una información difundida la pasada semana por el Servicio de Investigación para el Desarrollo del Caribe (Cadres, por su sigla en inglés), que apuntaba una posible victoria de la ALP, aunque no aportó datos de la muestra.

El primer ministro, Winston Baldwin Spencer, busca repetir su tercera legislatura al frente del UPP, formación se define como socialdemócrata y progresista.

El opositor ALP, de corte liberal, concurre con Gaston Browne, sucesor del histórico líder Lester Bird que dominó la formación durante décadas.

El UPP se impuso en 2009 con 9 de los 17 escaños de la Cámara de Representantes, mientras que el ALP obtuvo 7 diputados y el último asiento fue para el Movimiento del Pueblo de Barbuda (BPM).

Las dos formaciones, que tendrán como primera tarea afrontar una economía que da señales de falta de dinamismo, han prometido promover la creación de empleo, luchar contra el crimen y el desarrollo de infraestructuras.

Territorio formado por dos islas principales en poco más de 500 kilómetros cuadrados, más del 90 % de la población es de origen africano.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7