Dos vuelos llegan a Holanda con víctimas de avión malasio

Otros dos aviones militares con restos de víctimas de la aeronave derribada de Malaysia Airlines llegaron el jueves a Holanda, al tiempo que diplomáticos australianos y holandeses se sumaban a un plan para que un equipo de la ONU se haga cargo del lugar donde ocurrió el desastre en una zona controlada por rebeldes pro rusos.

Prosigue el hallazgo de restos humanos una semana después de que la aeronave fue derribada, lo cual pone de relieve las preocupaciones sobre la manera intermitente y caótica como han procedido las acciones de recuperación en una extensa zona de tierra agrícola en el este de Ucrania.

Separatistas armados controlan la zona y han obstaculizado el acceso a los investigadores.

Las 298 personas en su mayoría holandesas que viajaban a bordo del Vuelo 17 de Malaysia Airlines murieron cuando la aeronave fue derribada el 17 de julio. Funcionarios estadounidenses dicen que el Boeing 777 probablemente fue derribado de manera accidental con un misil disparado desde territorio que controlan los rebeldes pro rusos.

El primer ministro australiano Tony Abbott, que dijo temer que parte de los restos nunca sean recuperados a menos que se refuerce la seguridad en la zona donde cayó la nave, ha propuesto la formación de una fuerza internacional integrada por países como Australia, Holanda y Malasia que perdieron ciudadanos en el desastre.

Abbott dijo que había enviado 50 agentes de policía a Londres para que se sumen a cualquier organización que se resuelva crear.

La canciller australiana Julie Bishop viajaba a Kiev con su homólogo holandés, Fran Timmermans, para buscar un acuerdo con el gobierno ucraniano que permita a la policía internacional controlar la zona donde cayó la aeronave, indicó Abbott.

Aún falta concertar detalles como los países que contribuirían y si los agentes estarían armados y protegidos por efectivos internacionales, agregó.

Expertos de varios países encontraron más restos en el lugar del desastre, tanto el miércoles como el jueves, dijo Michael Bociurkiw, portavoz de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, a la prensa en Donetsk. Los observadores de la OSCE, enviados para dar seguimiento al conflicto, escoltaron el jueves una delegación australiana para que inspeccionara por primera vez el lugar del desastre.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad el lunes una resolución que propuso Australia en la que se exige que los rebeldes cooperen con una investigación independiente y permitan la recuperación de todos los cuerpos restantes.

Los primeros cadáveres de las víctimas llegaron el miércoles a Holanda y fueron recibidos por los reyes Guillermo Alejandro y Máxima, así como por cientos de familiares. En los vuelos del jueves llegaron otros 74 ataúdes, dijo Lodewijk Hekking, vocero del gobierno.

Patricia Zorko, jefa de la Unidad de la Policía Nacional que incluye el equipo forense nacional holandés, dijo que unos 200 expertos, incluidos 80 del extranjero, trabajaban en la identificación de los muertos en un cuartel militar en las afueras de la ciudad de Hilversum.

Unas mil personas participan en todo el mundo en el proceso de identificación, que incluye reunir información de los parientes.

El personal "examinará y describirá los cadáveres, tomará información dental, ADN y la pondrá toda junta en la computadora, y comparará esta información con la que se haya recabado de las familias en los últimos días", dijo en entrevista telefónica el portavoz militar Ed Karaszewski. "''Después tenemos que ver si hay compaginación".

Cuando los expertos creen que han logrado la identificación positiva de un cadáver, remiten sus conclusiones a una comisión internacional. Si ambas partes coinciden, la identificación positiva se envía a una oficina judicial holandesa, que tiene la facultad de entregar los restos a los parientes.

Zorko advirtió que el proceso de identificación podría ser muy lento.

"Por desgracia este tipo de investigación a menudo es tardado", afirmó. "Hay que esperar semanas y tal vez incluso meses".

La Comisión de Seguridad de Holanda dijo que investigadores en Gran Bretaña descargaron eficazmente la información de la Grabadora de Vuelo de la aeronave. Dijo que "no se encontraron evidencias ni indicios de manipulación de la grabadora". Tampoco facilitó detalles sobre la información recuperada.

En tanto, las autoridades de policía y tránsito pidieron a las personas que no obstruyeran la carretera el jueves durante el desplazamiento de las carrozas fúnebres que iban desde la base aérea de Eindhoven a Hilversum.

El miércoles, la caravana de carrozas se desplazó por caminos en los que miles de personas a los costados aplaudían, lanzaban flores o se mantenían en silencio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7