AES ve "difícil" que el mundo regrese a la producción de energía con carbón

Por la gran reducción de costos en la generación de energía limpia y la "conciencia" global de preservar el medio ambiente es "difícil prever" que esta "sea desplazada" para volver a la producción de carbón, afirmó a Efe el director de Operaciones de la trasnacional estadounidense AES, Bernerd Da Santos.

El alto ejecutivo, de origen venezolano, explicó que las empresas generadoras analizan la producción global y los costos que ella exige para decidir sus inversiones, y en esa ecuación se incluye la "conciencia, el sentimiento válido de la reducción de emisiones de carbono".

Matizó que, en el caso del próximo gobierno de Estados Unidos, donde AES produce más de 8.000 megavatios de electricidad, "no nos pronunciaremos hasta que se hagan oficiales las políticas de energía" del presidente electo, Donald Trump, quien en campaña habló de retomar la producción a base de carbón.

"En Estados Unidos tenemos más de 8.000 megavatios de producción" con medios renovables y no renovables, excepto hidroeléctricas, además "9.000 megavatios en proyectos en construcción o por empezar, tanto en energía solar, como del viento y almacenamiento con baterías y "seguimos trabajando con esa visión y ese convencimiento de estar incluidos en la comunidad", acotó.

Da Santos dijo que a lo largo de su historia "AES ha trabajado en el mundo con distintos tipos de gobierno, siempre fundamentado en sus principios de producción confiable, segura y amigable con el medio ambiente, y esos valores los vamos a mantener".

El alto ejecutivo aseguró que en el mercado "hay una penetración de la producción de la energía renovable que desde hace años se inició en Europa, y está calando mucho en Latinoamérica".

"No solo por reducir las emisiones de carbono sino por la tecnología que ha reducido costos de producción, por lo menos ocho veces, y es competitiva aún sin subsidios, comparado con la producción tradicional", detalló.

Explicó que, técnicamente, el sistema eléctrico debe tener una capacidad confiable, y eso lo da, por ejemplo, las presas como las que la empresa tiene en Panamá y la acumulación de energía en baterías, que es una tecnología en la que "AES es líder en el mundo" y encabeza esta actividad en 7 de los 17 países en donde está instalada.

Además de producir con la fuerza del viento y los rayos del sol, cuenta con hidroeléctricas de pasada y ahora construye en Panamá una planta de generación con gas natural liviano que es "la más limpia" entre las de producción con combustibles fósiles.

"AES, así como otras" compañías han introducido la producción limpia para balancear el suministro, "quitar la volatilidad" y dar "capacidad confiable y limpia", anotó Da Santos, quien acotó que "cambios, no los veo a través del costo de producción".

Añadió que "tanto en Asia como en Occidente no hay una tendencia de cambiar esto, es difícil".

La trasnacional AES Panamá celebra hoy y mañana en la capital panameña el APEX Summit 2017, que reúne a altos ejecutivos de la empresa y expertos de la industria energética en los 17 países donde opera produciendo 36.000 gigavatios, para tratar sobre los desafíos del sector.

La trasnacional estadounidense tiene en Panamá dos empresas operativas, AES Panamá y AES Changuinola, a las que se sumará el proyecto AES Colón, de generación de energía con gas natural licuado a partir de 2019, lo que completa una inversión superior a los 1.600 millones de dólares.

AES Corporation, una compañía de energía global basada en Arlington (EE.UU.), cuenta con una experiencia probada en el desarrollo y operación de plantas que generan energía con gas natural en países tales como Irlanda, Países Bajos, Jordania, Estados Unidos, Brasil, Chile, Argentina, México y República Dominicana.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Multibank celebra el Día de las Buenas Acciones en Mi Pueblito

Tu emisora... Parte de tu vida